El aceite de oliva, bueno para nuestro cabello, cara y cuerpo

Tendemos a pensar que los tratamientos de belleza son caros, con ingredientes de los que nunca recordamos el nombre y difíciles de conseguir y que, además, no les sacaremos partido más allá de la creación de esas mascarillas y cremas. Pero nada más lejos de la realidad, ya que en nuestra propia despensa contamos con un gran aliado: el aceite de oliva. Y es que este ingrediente es muy nuestro, lo tenemos al alcance de la mano, es relativamente barato dadas sus muchísimas propiedades y además somos muy conscientes de que en numerosos países del mundo entero se desviven por poder adquirir este producto.

Todos conocemos las bondades de su consumo, ya que ayuda a la absorción de nutrientes como calcio, zinc, magnesio y vitaminas del grupo B; disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno; ayuda en el buen funcionamiento del hígado, el páncreas y la vesícula biliar; es antiinflamatorio y, además, ayuda a perder peso facilitando la reducción de la grasa abdominal. Y aunque hay muchas clases de aceite, el mejor en este sentido es el procedente de olivas ecológicos y respetuosas con el medio ambiente, como nos recuerdan desde Los Ángeles.

En cuanto a la belleza y a la higiene, el aceite de oliva ya se usaba en la Antigua Grecia y en la Antigua Roma, ya lo usaban para el cuidado de la piel con cremas y ungüentos, así como para la prevención de arrugas y la nutrición del cabello. Es por eso por lo que, si a ellos les funcionaba, no hace falta ir en la búsqueda de cremas y mascarillas caras que, en muchas ocasiones, a nuestros cabellos y a nuestras pieles no les sientan demasiado bien.

Y es que hablamos de un producto con numerosos beneficios. Contiene nada más y nada menos que polifenoles, un poderoso antioxidante que protege el cabello de las agresiones externas; diferentes vitaminas como la C y la E, gracias a las cuales el cabello crece más fuerte y más grueso; proporciona lípidos, idóneos para reforzar la estructura celular del cuero cabelludo; gracias a su poder regenerativo y calmante ataca a la caspa y previene la caída del pelo; y su poder hidratante aporta al cabello más brillo, más luminosidad y, sobre todo, restaura las lesiones del pelo para darle un aspecto más sano y fuerte.

En cuanto a la aplicación de este ingrediente en el rostro, sus beneficios son bastante similares a los que proporciona al cabello. Por ejemplo, la vitamina E de la que ya hemos hablado ayuda a combatir la piel seca y agrietada y asegura resultados a los pocos días de comenzar a aplicárnoslo. Gracias a sus agentes antienvejecimiento, la piel logra un aspecto más saludable a través de una textura más suave, mayor elasticidad y un brillo intenso. El aceite de oliva también es efectivo para combatir las manchas de la piel y las arrugas, ya que su gran capacidad reparadora ayuda a reconstruir los tejidos dañados.

¿Y qué pasa con las pieles sensibles? Las personas con este tipo de piel sufren en mayor medida el uso de una crema inadecuada, ya que les producen irritaciones y rojeces. Sin embargo, el aceite de oliva también es apto para las pieles más sensibles, ya que elimina la resequedad. Eso sí, hay que tener cuidado con la dosis elegida: una simple gota es más que suficiente.

Cómo usar el aceite de oliva en el cabello

El aceite de oliva se puede echar directamente sobre el cabello o mezclarlo con otros ingredientes naturales para potenciar sus propiedades. Con la primera elección, basta con untarse las palmas de las manos con este oro líquido y esparcirlo por el cabello, de medios a puntas. Pero si tu opción es la de mezclarlo para hacer todo tipo de mascarillas, es importante conocer con qué otros alimentos se potencian sus características. Una mascarilla muy típica es la de aceite de oliva y huevo, que aporta un extra de nutrición. La miel y este oro líquido también se pueden mezclar y, además de obtener resultados al instante, es idónea para aportar el doble de brillo y suavidad al pelo. Otro ingrediente con el que se puede crear una mascarilla capilar es con la banana, que da fuerza al cuero cabelludo; y el aceite de coco o el aguacate son otros dos alimentos con los que el aceite de oliva combina a la perfección con el objetivo de lograr más brillo y es un potente hidratante.

La forma de preparar y aplicar estas mascarillas es muy simple, y es que es tan fácil como mezclar todos los ingredientes en un bol, aplicarlo de medios a puntas para que el cabello no quede demasiado graso y dejar actuar entre 20 y 30 minutos. Después, solo queda enjuagarlo y lavar el pelo como de costumbre.

¿Tienes halitosis? Reconócelo, estás perdido

Ya sabes que en este blog hablamos sin pelos en la lengua. Y por eso, lo tenemos que decir. No aguantamos a la gente con halitosis. Es decir, a esa persona que le huele la boca. Es muy molesto estar hablando con ellos y sentir ese hedor. Justo en este momento te gustaría estar a 10 metros de él, o usar para siempre la famosa mascarilla. Hay que reconocer que para estas situaciones, lo de la distancia social y las mascarillas viene muy bien. Por suerte, no hace faltar usar esta técnica, es más sencillo, vale con tener una higiene bucal y acudir al dentista.

Por eso, no, nos negamos a que siga habiendo personas con halitosis. Es algo contra lo que tienes que lidiar. Primero por la salud de uno propio, y luego por la de los demás. Si te huele la boca y no haces nada por evitarlo, es tu culpa y estás molestando al resto de la gente. Así que te vamos a dar una serie de consejos para evitarlo, porque a la larga será peor para ti.

La halitosis, es decir, el mal aliento es fruto de la acumulación bacteriana en la boca o entre los dientes, o de restos de comida alrededor de las encías y la lengua, que a su vez desencadenan la floración de bacterias en la boca que provocan caries.

Consejos contra la halitosis

Cuidar la higiene bucodental: aunque sea más complicado por el cambio de rutina, hay que cepillarse los dientes, al menos, 2 veces al día (durante 2 minutos cada vez) con pasta fluorada y usar seda o cepillo interdental por la noche. Conviene señalar que, debido a la situación sanitaria actual, es imprescindible cuidar el cepillo de dientes: lavarse bien las manos antes y después de usarlo, limpiarlo, desinfectarlo con un colutorio, enjuagarlo y secarlo, mantenerlo protegido en su capuchón, no compartirlo nunca, alejarlo del sanitario (para evitar posible contaminación) y no almacenarlo junto a otros cepillos.

Cuando no sea posible cepillarse los dientes, se puede mascar chicle sin azúcar con xilitol durante 20 minutos, ya que produce saliva y ayuda a la limpieza, pero nunca sustituye al cepillado.

Hidratarse: beber mucha agua es fundamental para contrarrestar la pérdida de líquidos que se produce por la sudoración. La sensación de boca seca es el primer signo de deshidratación. Se aconseja beber 2 litros de agua al día.

Alimentarse de forma saludable: una dieta sana se basa en el consumo de frutas, verduras, legumbres, pescados y aceite de oliva, evitando las comidas copiosas y procesados. Asimismo, se debe reducir al mínimo la ingesta de alcohol y evitar el tabaco.

No abusar de las bebidas carbonatadas: su gran contenido en azúcar daña los dientes, por lo que hay que tratar de disminuir su consumo. Además, la mayoría son ácidas y pueden perjudicar el esmalte dental.

Proteger los labios: al igual que la piel del resto del cuerpo, hay que proteger los labios de la excesiva exposición al sol con un fotoprotector adecuado para evitar que se quemen.

Precaución con el deporte. En el caso de los niños, aumentan cerca de un 30%. Por este motivo, se recomienda utilizar un protector bucal durante la práctica de deportes de contacto. En caso de fractura dental hay que conservar el diente en suero salino, agua o leche, y llamar inmediatamente a un dentista para poder llevar a cabo el tratamiento más adecuado.

El Consejo General de Dentistas recuerda que la situación sanitaria provocada por la Covid-19 hace obligatorio el uso de la mascarilla para prevenir contagios. Es una irresponsabilidad con nulo soporte científico atribuir a las mascarillas posibles problemas bucodentales como halitosis, caries, tinciones en los dientes o boca seca. De hecho, los profesionales sanitarios llevan décadas utilizándolas y no se han detectado las patologías antes mencionadas.

Consecuencias sociales

Y es que las consecuenciales también serán sociales. Ya os decimos que ir a buscar un trabajo sabiendo que te huele la boca es un problema. ¿Vas a encontrar trabajo de cara al público? Pues no, nunca. Y si piensas que es fácil encontrar pareja ‘si te canta el pozo’ pues estás muy confundido. No hay nada peor en esta vida que besar a otra persona y sentir ese hedor. Por este motivo, te recomendamos que realices una higiene bucal para tener tu boca sana.

Te hemos dado las recomendaciones perfectas para que no te huela la boca. Así que no queremos gente con halitosis, somos duros, pero es la verdad. Y es que tu bien, será del resto. Consigamos un mundo sin halitosis. Es posible.

Una breve reseña sobre la glándula tiroides

La tiroides es una glándula endocrina con forma de mariposa que se encuentra en el cuello, sobre la tráquea y por debajo de la nuez de adán. Aunque su tamaño es pequeño, su peso está en torno a los 30 gramos en una persona adulta, su influencia sobre el estado de salud de una persona es muy importante. Las glándulas endocrinas, también denominadas de secreción interna, producen hormonas, unas sustancias químicas que transportan mensajes a otras partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo. En el caso concreto de la tiroides produce las denominadas hormonas tiroideas, la triyodotironina (T3), la tiroxina (T4) y la calcitonina, cuya función es regular el metabolismo del organismo ayudando a todas las células del cuerpo humano a funcionar de una forma correcta, de esta forma la glándula tiroidea participa en casi todas las funciones básicas del organismo, estando presente en:

  • El crecimiento y desarrollo del organismo.
  • En el correcto desarrollo del sistema nervioso.
  • Regula el metabolismo, el control de la temperatura corporal, el sueño, el carácter, la fuerza muscular…
  • Regula la asimilación de diferentes nutrientes, así como el apetito.
  • Regula y controla el ritmo y la frecuencia cardíaca.
  • Determina con qué velocidad se queman nuestras calorías y cuál es nuestro nivel de energía.
  • Concentración del colesterol, la glucosa y el equilibrio del calcio en el cuerpo.

Para producir estas hormonas la tiroides necesita yodo, un elemento fundamental que toma de los alimentos que consumimos y del agua que bebemos, pero no solo produce hormonas, sino que también las almacena y las libera según las necesidades del organismo. Sin embargo, también puede ocurrir que la cantidad de hormonas tiroideas en sangre no sea la adecuada, entonces estaríamos hablando de alteraciones en la tiroides, como:

  • Se produce cuando la glándula tiroides produce menos hormona de la necesaria para el buen funcionamiento del organismo. Es el trastorno más común de la tiroides. Los síntomas más comunes que se presentan son: cansancio, estreñimiento, aumento de peso, piel seca, mala memoria, aumento de colesterol en sangre, depresión, sensibilidad al frio, etc., por lo que debido a esta sintomatología tan inespecífica esta enfermedad puede pasar desapercibida durante muchos. Su tratamiento se realiza mediante la aplicación de hormonas sintéticas en pastillas, que sustituirán a las producidas de manera natural. Una persona tendrá más riesgo de padecer hipotiroidismo si tiene antecedentes familiares con problemas tiroideos, si se le ha aplicado yodo radioactivo o medicamentos anti tiroideos, si ha aplicado radioterapia en el cuello o si presenta cirugía de tiroides.
  • Se produce cuando la glándula tiroides produce más hormona tiroidea de la que el organismo necesita. Es menos frecuente que el hipotiroidismo y los síntomas más comunes que presenta son: sudoración, taquicardia, cansancio, pérdida de peso, nerviosismo, diarrea, cambios de humor, temblor en las manos, etc. Si esta enfermedad no se trata puede causar otros problemas de salud graves como:

-Problemas de fertilidad en las mujeres.

-Complicaciones en el embarazo con pérdida del embarazo, parto prematuro, bajo peso del bebé al nacer, presión arterial alta en el embarazo…

-Osteoporosis.

-Insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular, coágulos de sangre…

-Problemas oculares como la orbitopatía tiroidea. Por ello, para subsanar problemas de este tipo se requieren una serie de tratamientos especializados y si vosotros lo padecéis y no tenéis a ningún oftalmólogo de confianza para ponerle remedio, nosotros os recomendamos que optéis por poneros en contacto con Estética Ocular, una clínica de confianza dirigida por la doctora Cecilia Rodríguez Luna, médica oftalmóloga y cirujana oculoplástica, especialista en cirugía estética de ojos, que junto a su equipo altamente especializado, tras un exhaustivo examen, estudiará cada caso para ofrecer la mejor solución al paciente.

Otras enfermedades del tiroides son:

  • Se trata de un agrandamiento de la glándula tiroidea.
  • Nódulos tiroideos. Son lesiones constituidas por una proliferación de células que aparecen dentro de la glándula tiroidea.
  • Inflamación de la glándula tiroidea.
  • Cáncer de tiroides.

Hay que destacar que las enfermedades tiroideas son entre cinco y ocho veces más frecuentes en mujeres que en hombres y la posibilidad de presentar una disfunción aumenta con la edad, aunque se puedan presentar a cualquier edad.

¿Qué otras glándulas endocrinas existen?

Además de lo que os hemos mencionado, otras glándulas endocrinas son:

  • Hipófisis o glándula pituitaria. Considerada como la “glándula maestra” por su función de coordinadora y reguladora de las otras glándulas como la tiroides, la suprarrenal, las sexuales… Se encuentra situada en la base del cráneo.
  • Hipotálamo. Sus hormonas regulan el sueño, la temperatura corporal, los impulsos sexuales, el hambre, la sed…
  • Glándulas suprarrenales. Situadas cada una de ellas en la parte superior del riñón, producen hormonas sexuales y cortisol que regula el estrés.
  • Los órganos sexuales, los testículos en los hombres y los ovarios en las mujeres. Productores de andrógenos, en el hombre y estrógenos en la mujer.

¿Por qué tengo los dientes oscuros o amarillentos?

Una de las grandes preocupaciones respecto a la estética de los dientes es tener los dientes oscuros o amarillentos. Nadie quiere tenerlos de este color, pero ¿sabes a qué se debe? En este artículo te vamos a explicar las principales causas de tener los dientes oscuros así como los tratamientos más utilizados para recuperar el color natural de los dientes. 

El oscurecimiento de los dientes se puede deber por muchas causas diferentes como la edad, el consumo de determinados alimentos o hábitos perjudiciales como el tabaco. Todas estas causas se pueden dividir en dos orígenes, los internos y los externos. 

· Dientes oscuros por causa de origen interno 

Las principales causas de origen interno de tener los dientes oscuros son la genética, la edad, traumatismos o exceso de flúor. 

· Genética: puede parecer mentira, pero el color de tus dientes tiene que ver mucho con tus genes. Las personas con familiares con dientes amarillentos tienen más probabilidades de tener de mayores los dientes oscuros. Luchar contra esta causa de origen interno es complicado, pero se pueden reducir las posibilidades de aparición teniendo una buena higiene dental y evitando alimentos como té, café o vino tinto. 

· Edad: con el paso de los años es habitual que el esmalte de los dientes se desgaste y esto origina que el color de las piezas dentales se vuelva más amarillento u oscuro. 

· Exceso de flúor: tenemos el pensamiento generalizado de que el flúor es buenísimo para la dentadura y siempre se tiende a comprar pasta de dientes con flúor y colutorio con flúor. Sin embargo, el exceso de flúor es perjudicial, ya que provoca manchas oscuras en los dientes.  

· Golpes o traumatismos: los golpes o traumatismos en la dentadura pueden provocar que se oscurezcan las piezas dentales por hemorragias internas. 

· Caries`dental: la caries que afecta al nervio de los dientes genera que las piezas afectadas cambien de color. 

· Dientes oscuros por motivos de origen externo 

Y después de conocer las causas de origen interno vamos con las de origen externo. Sobre estas causas hay que indicar que se pueden evitar por lo que deberías estar atento para evitar que tus dientes se oscurezcan por estos motivos. 

· Alimentos y bebidas que manchan los dientes: algunos alimentos y bebidas tiñen la dentadura. Sobre las bebidas que hay que evitar para no tener los dientes oscuros hay que destacar el té, el café y el vino tinto. Mientras que los alimentos que más manchan los dientes son el azafrán, el regaliz y el pimentón. 

· Consumo de tabaco: fumar es uno de los hábitos más perjudiciales para la salud, pero si fumas y te faltan motivos añade a la lista que los cigarrillos producen que los dientes se oscurezcan. Esto se debe a que el tabaco contiene alquitrán, una sustancia que mancha las piezas dentales de un tono amarillo o marrón. Pero además no sólo tiñe las piezas dentales, también se oscurecen las encías. En definitiva, el consumo de tabaco afea la sonrisa. 

· Falta de limpieza dental o mala higiene: si no te cepillas los dientes al menos tres veces al día o te los cepillas mal los residuos de alimentos ensuciarán tu boca y aumentarán la acidez, lo que provoca la aparición de manchas y caries. 

· Soluciones para los dientes oscuros 

Y después de descubrir los principales motivos y causas por los que los dientes adquieren tonalidades oscuras o manchas vamos a descubrir cómo recuperar el color natural. Los principales tratamientos para los dientes oscuros son el blanqueamiento dental y las limpiezas bucales. 

Las limpiezas bucales sirven para eliminar la suciedad de los dientes, pero simplemente con este tratamiento se puede conseguir una mejora en el color de los dientes. Y es que algunas manchas se eliminan fácilmente. También hay que indicar que este tratamiento es recomendable realizarlo al menos dos veces al año. 

Mientras que con el blanqueamiento dental se consiguen reducir varias tonalidades de las piezas dentales. “Es un tratamiento no invasivo que debe ser controlado por un odontólogo porque antes de aplicarlo hay que comprobar que la persona en cuestión tenga su dentadura en buen estado. Y es que hay algunas lesiones que pueden empeorar si se realiza un blanqueamiento dental. Sobre el tratamiento no es doloroso y se consigue una sonrisa más blanca y brillante”, explican desde Galván Lobo, clínica dental en Valladolid. 

Esperamos que tras la lectura de este artículo conozcas mejor las principales causas de los dientes oscuros para intentar evitarlas. Y si ya tienes los dientes oscuros la limpieza bucal y el blanqueamiento son las mejores soluciones. No obstante, siempre deberías consultar con tu dentista de confianza cuál es el tratamiento más idóneo para tu caso particular.

La salud dental, esa gran olvidada pero a la vez tan importante rama de nuestro bienestar

Que la salud es más importante que cualquier otra cosa es algo de lo que ya no tenemos ninguna duda. Y lo sabemos bien a causa de lo que viene sucediendo últimamente en nuestra sociedad. Normalmente, tendemos a valorar el buen estado de nuestro organismo, el tener unos huesos y músculos fuertes o la capacidad de movernos por nosotros mismos como síntomas de una buena salud. En los últimos meses, disponer de una buena salud lo hemos relacionado más con  el simple hecho de evitar al coronavirus. Pero nunca tenemos en cuenta otros asuntos de la máxima importancia como, por ejemplo, la salud mental o la dental.

En los párrafos que siguen, vamos a hacer especial incidencia en la última modalidad de salud a la que nos hemos referido: la dental. Se trata de una de las más importantes para el ser humano porque permite que no tengamos limitaciones para realizar una actividad básica para garantizar nuestra vida: comer. Disponer de unos dientes cuidados es sinónimo de tener una buena calidad de vida y eso es algo que no podemos descuidar en ningún momento. No cabe la menor duda de que ese debería ser un argumento más que suficiente para cuidar de nuestras piezas dentales.

La situación de España en materia bucodental no está del todo clara. Una noticia de la página web Dental News hacía, por un lado, un ránking acerca de los países con mejor salud bucodental de Europa. En esa clasificación, Italia, Alemania y España ocupábamos los tres primeros lugares. Eso, desde luego, echaría por tierra los argumentos de todas aquellas personas que siempre han manifestado que había problemas en lo que tiene que ver con la salud bucodental en España. Pero opiniones, como en todo, hay para todos los gustos.

Por otro lado, otra noticia, en este caso propiedad de la SEPA, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, indicaba que España es el país del sur de Europa que tiene una peor salud bucodental, lo que contrasta con lo que hemos comentado en el párrafo anterior y lo que pone en evidencia que no todo es del color de rosas en lo que tiene que ver con la salud dental. Desde luego, es imprescindible tomarse este asunto lo más en serio de lo que seamos capaces porque de su estado dependerá la calidad de vida que seamos capaces de atesorar.

Preocuparse por la salud es algo natural y más teniendo en cuenta la situación que nos rodea en estos precisos momentos. Pero debemos tener en cuenta que la salud comprende un abanico muy amplio de cosas. A algunas les prestamos muchísima atención porque sabemos de sobra que son importantes, pero a otras, simplemente, las dejamos de lado. Eso es lo que ocurre con la salud dental, que mucha gente menosprecia pero que es vital para garantizar nuestro bienestar. Los profesionales de Gabel Dental nos han comentado que son muchas las personas que solo acuden al dentista cuando los dolores de su boca son insoportables. Esto, nos dicen, tiene que cambiar sí o sí.

El motivo es simple: si se produce un dolor en nuestros dientes, acciones tan habituales como comer, beber o incluso respirar se convertirán en verdaderos problemas. Y eso no es algo que nos podamos permitir. ¿Os imagináis tener que soportar dolores inhumanos cuatro veces al día, mientras hacemos las comidas que son habituales? ¿O sentir que nuestros dientes están a punto de reventar cada vez que tomamos un trago de agua? No suena bien. Y, como seguro que estáis imaginando o que sabéis por experiencia propia, esta no es una situación agradable.

Hay que educar bien en este sentido a nuestros menores

Los más pequeños, a causa de su corta edad, no son conscientes por sí mismos de la importancia que tiene el hecho de cepillarse los dientes tres veces cada día. Por eso es importante la labor que puedan jugar sus padres y madres, que son personajes necesarios a la hora de hacer posible que los niños adquieran todos esos conocimientos que les son necesarios para intentar mantener bien limpios sus dientes en todo momento. El éxito en el cuidado bucodental de los menores depende, en buena medida, del poder de convicción que tengan sus responsables.

Es clave que los más pequeños adquieran pronto todos los conocimientos necesarios para que tengan la oportunidad de cuidar de sus dientes como realmente necesitan. Esta es la mejor manera de hacer que los datos negativos relativos a la salud bucodental en nuestro país. Si queremos mejorar, hay que apostar por los jóvenes. De cara al futuro, que ellos conozcan la mejor manera de cuidar de su salud dental será la mejor inversión. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda al respecto.

 

 

6 consejos para llegar sano a la vejez 

Llegar a la vejez sano es el sueño y deseo de cualquier persona. Pero para que esto ocurra hay que cuidarse y seguir unas pautas básicas durante toda la vida que ayuden a envejecer de manera activa y lo más saludable posible. Y como llegar sano a la vejez es el sueño de muchos, en este artículo hemos reunido un total de 6 consejos para lograrlo.

  1. Tener una dieta sana y equilibrada 

El consejo inevitable para envejecer de forma saludable es cuidar la alimentación con una dieta sana y equilibrada. Deben primar las frutas y verduras y evitar algunos alimentos como los ultraprocesados, los productos ricos en grasas o con demasiados azúcares. Y este consejo es fundamental, ya que no solo es el principal truco, ya que detrás de una mala alimentación se encuentra la aparición de muchas enfermedades como la obesidad, la diabetes o la hipertensión arterial, entre otras. 

  1. Evitar el estrés oxidativo 

El aumento del estrés oxidativo es una de las principales características del envejecimiento. Y se ha relacionado con una variedad de problemas de salud relacionados con la edad. Además, hay más de 200 enfermedades crónicas vinculados al estrés oxidativo como distintas enfermedades cardiovasculares, síndromes de infertilidad, pérdida de audición o enfermedades inflamatorias crónicas”, explican desde TetraSOD, empresa fabricante de una pequeña dosis concentrada elaborada con fitoplancton marino. 

Estas dosis ayudan a evitar la aparición del estrés oxidativo, por lo que pueden ayudar a llegar a la vejez de la mejor manera posible. Pero además ofrecen a los atletas y personas activas un aumento de la respuesta fisiológica frente al estrés oxidativo, mejorando el rendimiento físico y ayudando en la recuperación tras la práctica de ejercicio. 

  1. Acudir al médico para revisiones periódicas

Es importante acudir al médico de manera periódica porque más vale prevenir que curar. Las revisiones y los chequeos médicos ayudan a evitar el desarrollo de dolencias así como permiten detectar enfermedades en estadios iniciales, cuando curarlas es mucho más sencillo que en estadios avanzados en los que luchar contra la enfermedad en cuestión es mucho más complicado. 

Por ello es importante realizar estas revisiones o chequeos médicos. Los especialistas indicarán cada cuanto realizarlas en función de las necesidades de cada persona, sus condiciones físicas o sus patologías previas. 

  1. No fumar ni beber alcohol 

Existen dos vicios que hay que evitar por multitud de razones. Estos hábitos perjudiciales que hay que evitar son el consumo de alcohol y de tabaco. El consumo de estas sustancias está relacionado con la aparición de diversas enfermedades. 

Fumar daña casi cada órgano del cuerpo y disminuye la salud general de la persona fumadora, así como también afecta a las personas de su entorno. Tal y como indica el Instituto Nacional del Cáncer fumar causa diferentes tipos de cáncer como el de pulmón, de esófago, de boca, de laringe, garganta, vejiga, riñón, estómago, hígado, páncreas, cuello uterino, colon y recto. Pero el consumo de tabaco no solo está relacionado con el cáncer, también con la aparición de otras enfermedades del corazón y los pulmones, como la bronquitis crónica o la aneurisma de la aorta. 

Mientras que el consumo de alcohol está relacionado con diversas enfermedades cardiovasculares, distintos tipos de cáncer como el de laringe, boca, esófago o hígado, así como otras afecciones tales como la anemia, la cirrosis o incluso la pérdida de memoria. 

  1. Practicar deporte y ejercicio 

Practicar deporte y ejercicio de manera regular y a lo largo de toda la vida fomenta llegar a la edad adulta o anciana de la mejor manera posible. El ejercicio debe adaptarse a la capacidad de cada persona, pero caminar una hora diaria puede ser suficiente para mantener la actividad física. También si se cuenta con poca capacidad física se pueden orientar algunos ejercicios, así como se pueden practicar deportes en los que el rendimiento o resistencia física no son muy importantes, como el yoga o la natación. 

  1. Mantener la mente activa 

Y el último consejo que hemos seleccionado es mantener la mente activa, ya que la salud mental también es muy importante. Para conseguirlo es importante tener una actitud abierta a aprender nuevas habilidades o conocimientos. Pero se puede mantener la mente activa de muchas maneras diferentes como a través de la lectura, con la práctica de un idioma o haciendo crucigramas o sudokus. 

Y estos son los 6 consejos que cualquier persona debería seguir no solo para llegar a la vejez de la mejor manera posible, sino para disfrutar de una vida sana y saludable, evitando al máximo la aparición de diversas enfermedades.

¿La playa puede suponer una amenaza para nuestra salud?

En cuanto el buen tiempo lo permite y los primeros rayos de sol de la primavera comienzan a abrirse paso entre los fríos días del invierno, nuestras miradas se vuelven rápidas hacia la playa. Todos o por lo menos la inmensa mayoría de los mortales nos mostramos ansiosos, sino por sumergirnos en el agua, ya que todavía puede ser un acto reservado solamente para los más audaces y atrevidos, pero sí estamos deseando darnos un largo y tranquilo paseo por la arena mojada o sencillamente sentarnos a contemplar esa idílica y anhelada puesta de sol, como la que se disfruta en Denia, un paraíso para los amantes del sol, temperaturas agradables durante todo el año, el buen ambiente, la exquisita gastronomía…

Todos ellos son factores que contribuyen a que sea el lugar perfecto para disfrutar unas inolvidables vacaciones. Por ello, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Romer Playa Inmobiliaria, una agencia inmobiliaria donde podrás encontrar todo tipo de alojamientos para alquiler vacacional, además de la compra/venta de casas, chalets, pisos o apartamentos de obra nueva y segunda mano, siempre con las mejores condiciones del mercado.

Y aunque nuestra imagen de la playa es idílica, debemos pensar que también presenta una serie de peligros para nuestra salud como, por ejemplo:

– Sol. Una exposición al sol con moderación es beneficiosa, siempre que se tomen las medidas de precaución oportunas como pueden ser:

-Evitar su exposición en las horas centrales del día, entre las 12:00 y las 17:00 horas.

-Aplicar una crema protectora solar, aconsejable un factor de protección 50, una media hora antes de la exposición al sol y repetir cada 2 o 3 horas, especialmente después de sudar o bañarse.

-Proteger la cabeza de los rayos solares mediante viseras, sombreros, parasol… así como la utilización de gafas de sol con protección de rayos UV.

– Agua. Debemos tener siempre respeto al mar y hacer caso a las banderas de color de la playa que nos indican el estado de permiso o prohibición de bañarse. Las corrientes y resacas que se forman cerca de la orilla pueden llegar a ser muy peligrosas, pues su fuerza puede acabar tirando al suelo a una persona y arrastrarla mar adentro. Igualmente, saltar o tirarse de cabeza al agua en lugares donde no se conoce su profundidad es sumamente peligroso, por desgracia cada año se registran casos de lesiones medulares como consecuencia de estos juegos peligrosos.

Habrá que tener especial cuidado en no introducirse en lugares señalizados o reservados para las motos acuáticas, lanchas, barcas de pedales…u otros lugares no aptos para el baño.

– Deshidratación. Cuando el calor es excesivo y prolongado el tiempo el cuerpo necesita realizar un trabajo extra para mantener la temperatura corporal, por lo que suda más y pierde un porcentaje importante de su agua corporal. La deshidratación es especialmente frecuente y peligrosa en los lactantes, niños pequeños y ancianos, por lo que se aconseja con el fin de evitarla beber más frecuentemente líquidos como agua o zumos. Los principales síntomas de una deshidratación son sed intensa, fatiga, dolor de cabeza, sensación de malestar, dificultad para concentrarse…

– Mantener bajo vigilancia a los niños que se encuentren jugando con colchonetas, barcas hinchables, flotadores, etc. la sensación de seguridad o la pérdida de su control adentrándose en el mar, puede resultar muy peligrosa.

– Hacer castillos de arena, coger agua en un cubo, saltar las olas o jugar a la pelota en la orilla, puede resultar muy divertido para los niños, pero si los padres no están muy atentos, también puede suponer un riesgo muy elevado de desubicarse y perderse entre los bañistas. Es aconsejable vestir a los niños con bañadores con colores muy vistosos para poder identificarlos rápidamente o indicarle alguna referencia, por si se pierde, aprenderá a orientarse.

– Picaduras de medusas, que provocan picazón, ardor, dolor u hormigueo en la zona de contacto.

Documentación a presentar para registrarse en un establecimiento hotelero

Todos aquellos ciudadanos que se dispongan a pasar un día, unos días o una temporada en un establecimiento hotelero deberá cumplimentar y firmar un impreso denominado parte de entrada. Los datos recogidos en este parte serán el nombre y apellidos de la persona hospedada, su fecha de nacimiento, nacionalidad, número de identificación personal y fecha de expedición de dicho documento, así como la fecha de entrada al establecimiento. Este parte de entrada podrá ser cumplimentado de forma manual o por procedimientos informáticos, quedará a disposición de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que podrán requerir su exhibición en cualquier momento.

El láser de diodo en el campo de la estética

Parece claro que el láser de diodo es una de las mejores opciones en la depilación definitiva. Por ello, como nos comentan desde Estética Versátil, experimentados expertos en el terreno de la estética, la mayor parte de clínicas del sector optan por él. Cuando lo que se busca es un método depilatorio con el que podamos olvidarnos del vello de una vez por todas, siempre es buena esta opción.

No existen ya demasiados discusiones sobre los resultados que nos proporciona esta clase de depilaciones, y muchas veces la duda de los profesionales del sector es más sobre cuál es el mejor equipo para elegir. El conocimiento de cómo funcionan esta clase de equipos lleva su tiempo, pero luego suelen ser de los mejores aliados en los centros estéticos. .

¿En qué consiste el láser de diodo y cuál es su funcionamiento?

Básicamente es un sistema de depilación definitivo con más de una década. Este es un sistema eficaz para eliminar el vello, con el que se puede tratar toda clase de piel y de pelo, sin riesgo alguno y en todo momento del año.

Hablamos de un dispositivo que se encarga de emitir luz monocromática y en una sola dirección, la cual tiene una longitud de onda que destruye el folículo piloso. Lo que hace la elevada potencia es reducir lo que dura el tiempo de pulso, logrando la cantidad de energía que se necesita para la consecución del objetivo en cuestión.

Diferencias entre el láser de diodo y la fotodepilación

Un sistema también de depilación definitiva de lo más eficaz es la fotodepilación, con unos resultados similares a los que tiene el láser de diodo, pero con algunas diferencias:

La fotodepilación, no solo eliminará el vello, también consigue una piel más suave y tersa, ayudando a que desaparezcan, tanto los poros de gran tamaño como los granos.

Los resultados los podemos ver unos 10 días una vez se realizó la primera sesión. Si se aplica fototerapia el resultado es al instante.

Se necesitan unas sesiones que son mayores que las del láder de diodo, pues hablamos de seis a 10 sesiones.

Resultados del láser de diodo

Cuando se hacen de cinco a ocho sesiones de media, suele eliminarse hasta el noventa por ciento del vello, pudiendo verse los resultados a partir de la tercera semana. El resto del pelo no eliminado es vello residual, bastante fino y que tendrá dilatados periodos de recrecimiento.

Muchas veces, todo dependerá del color, el grosor del pelo, el color de la piel o del área que se esté tratando, dependiendo de eso, serán necesarias más o menos sesiones.

La duración no suele superar los 40 minutos, con independencia de que vayan a ser piernas completas, axilas o ingles.

¿Es verdad que el láser de diodo duele?

No es verdad, pues este tipo de sesiones no causan dolor. Podemos pensar que al incidir sobre la piel a una temperatura alta debería producir un dolor importante, pero lo cierto es que no es así. Después de unos años en el mercado, las profesionales y técnicos han logrado dar con una fórmula indolora.

Lo que ocurre es que se destruye la raíz del pelo sin enterarse. Todo esto hace que se quiere comprar un equipo o se quiera uno realizar este tratamiento, haya plena confianza en su funcionamiento y en que no supondrá dolor alguno:

Algo a tener en cuenta es que los equipos que son más completos, tienen un cabezal realizado en zafiro el cual tiene como principal misión que se enfríe la piel. Como baja la temperatura de la zona, casi no hay sensación de dolor, llegando a ser las sesiones hasta podríamos decir que bastante confortables.

Lo que hacen sistemas como el XHR es aplicar una serie de energía en cantidades pequeñas, pero que en solo unas milésimas de segundos captan mayor temperatura en el vello. Con ello conseguimos que tanto el sangre y agua no tengan una mayor temperatura, lo cual si que produciría mayor dolor. En el caso del pelo, si que logra la temperatura que precisa para poder atacar al folículo piloso.

Seguro que después de este pormenorizado artículo no te ha quedado duda alguna sobre las bondades del láser en el campo de la estética.

Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y estamos ante una opción en el campo de la estética que lo cierto es que nos pone las cosas muy sencillas, algo que siempre debemos tener en cuenta. La tecnología avanza rápido y un buen centro de estética debe estar a la última para dar el mejor servicio.

Nunca te fíes de unos dientes que no estén cuidados

Aquí estamos para decir las cosas sin pelos en la lengua, ¿no? Pues allá voy. No me fío de las personas que no se cuidan la dentadura, que no tienen una correcta salud bucodental. ¿Por qué? Pues por un simple ejemplo. Yo me imagino una casa que está por fuera con las ventanas sucias, el jardín descuidado, objetos tirados y sin cuidar. Pues yo pienso, que si esto está así, que es visible, no quiero pensar cómo estará el interior. Pues bien, algo así me ocurre con las personas. Pienso que si una persona no es capaz de cuidar sus dientes, no es capaz de pensar su interior.

Y es que soy de los que creo que una dentadura cuidada lo hace todo. Si tienes unos dientes perfectos, sanos y cuidados, es un reflejo de tu vida personal. Si te preocupas de tener una dentadura cuidad está claro que también lo harás con tu interior. Y está demostrado que con una dentadura correcta las puertas se te abren. Se te abren las puertas de tener un buen trabajo, sobre todo de cara al público. Se te abren las puertas de tener una relación estable. Y es que, dudo de que alguien quiera besar a una persona que la huele la boca o que tengo los dientes podridos. Sí, ya te dije que aquí hablamos sin pelos en la lengua.

Y es que, hace años podría entenderse que las personas no tuvieran una salud bucodental correcta, pero ahora, es imperdonable. Son muchos los tratamientos que tenemos a nuestro alcance y nada caros. Ahora mismo, son muchas las clínicas dentales que trabajan en ello y que tienen unos presupuestos que se amoldan a todos los bolsillos de los ciudadanos. Y para dar fe de ello me pongo en contacto con la clínica dental Odonthos para que nos cuenten qué podemos hacer. Vas a ver que lo de tener una dentadura podrida no es nada cool. Es algo que no se lleva.

Técnicas

La odontología conservadora es la técnica por la que se trata la boca evitando la extracción del diente dañado. Se utiliza para restaurar las zonas dañadas por caries y otras afecciones, limpiando y tratando el tejido dañado sin afectar al resto del diente, sellando luego la zona tratada con una obturación o empaste. Por eso, desde Odonthos nos hablan que lo principal es la prevención. No nos tenemos que acordar de Santa Bárbara cuando llueves. EN cuestiones de boca, hay que saber prevenir.

Una parte esencial de la odontología conservadora es la prevención. La base de la odontología preventiva se centra en mejorar las técnicas de higiene bucodental y aplicarlas constantemente. También es importante realizar revisiones dentales periódicas, en las que se llevaran a cabo la profilaxis dental adecuada, con el fin de eliminar las bacterias orales al completo.

Tratamiento

Los tratamientos de la odontología conservadora se centran primero en eliminar el motivo de la destrucción de las piezas o tejidos, intentando conservar la mayor parte del mismo, y después en reconstruir la zona dañada con soluciones.

Frente a los métodos y las técnicas más tradicionales, la odontología mínimamente invasiva persigue la óptima salud de los dientes partiendo de dos pilares básicos: prevención y tratamientos más innovadores  y menos agresivos para los tejidos. Es decir, entender la odontología desde el respeto por la biología y el tejido óseo. Así, esta disciplina defiende el valor orgánico de los dientes causando el mínimo trastorno al paciente en su día a día.

Es importante inculcar acciones de prevención y trasmitir acciones que logran frenar hábitos negativos de salud oral; factores como la alimentación o hábitos de cepillado y limpieza bucal.

 

Estas son algunas de las ventajas que puedes tener si te cuidas la dentadura.

  •     Prolongar la vida útil de nuestros dientes.
  •     Evitar dolor de las piezas afectadas.
  •     Evitar infecciones en la boca.
  •     Evitar futuros tratamientos más complejos.
  •     Ahorro en cuestión de tiempo al paciente.

 

Ya has visto que una correcta salud oral depende de todos nosotros. En nuestras manos está lo de mantener una buena salud bucodental. Ahora mismo depende de nosotros. Ya no es cuestión de que nos lleven nuestros padres, o que no tengamos la suficiente información. Ahora sabemos que las tarifas de las clínicas dentales se amoldan a todos los bolsillos y sabemos lo que hay que hacer. Por eso, ahora entiendes que no me fíe de las personas que no tienen una dentadura correcta en estos días.

 

Hay que revertir el mal estado de nuestra salud dental cuanto antes

Cada vez que sale una encuesta que revela las principales preocupaciones de los españoles en el CIS, dan ganas de llevarse las manos a la cabeza. Es cierto que el paro siempre es una preocupación clásica de los españoles y que la corrupción política que vive nuestro país también parece estar entre las cosas que más nos enfadan. Pero la pregunta que nos tenemos que hacer cada vez que sale este tipo de estadísticas es… ¿qué hay de nuestra salud? Solo a causa de la llegada del coronavirus parece que nos ha empezado a importar un poco más… pero ni siquiera así consigue la primera plaza.

Este no es un artículo más hablando sobre las posibles causas y efectos que tiene la COVID-19 sobre el organismo del ser humano. De esos ya hay muchos. Escribimos hoy porque tenemos la necesidad de reivindicar la importancia de la salud, pero no solo en tiempos de pandemia, sino su importancia en situaciones que podríamos considerar normales y de estabilidad económica, política y social. La salud es una de nuestras mejores armas para hacer frente a la vida y no podemos permitirnos el lujo de perderla. Si es así, tenemos un problema… y grave.

En los párrafos que siguen vamos a hacer hincapié en uno de los aspectos de la salud que creemos más perdido entre los españoles y entre los que es necesaria una mejora radical y rápida. Hablamos, como quizá alguno o alguna ya haya deducido, de la salud dental. Desde luego, esta no ha sido el punto fuerte de nuestra sociedad ni ahora ni en ningún otro momento. Los españoles somos uno de los pueblos de Europa que menos en cuenta tienen este asunto y, como es evidente, eso convierte a nuestros dientes, encías y boca en aparatos muy vulnerables ante los problemas que en ellos se pueden ocasionar.

Un artículo que vio la luz en la página web de El País en febrero del año pasado lo deja claro: ni nos lavamos bien los dientes ni sabemos cuidar de nuestro cepillo. Con estos mimbres, se hace evidente que necesitamos mejorar en todo lo que tiene que ver con nuestra salud dental. Es algo que quizá muchos de nosotros y nosotras ya empezáramos a deducir hace tiempo, pero que se ha terminado convirtiendo en un asunto más que evidente con la evolución del estado de salud de nuestras bocas en los últimos años, especialmente desde el inicio de la crisis económica del 2008.

Lo que más nos llama la atención es un dato que conocimos en su día gracias a la página web Salud de Mujer, en la que se indica que el 86% de los ciudadanos y ciudadanas de este país considera elemental tener una buena salud dental. ¿A qué nos hemos estado dedicando todo este tiempo, entonces? Hay algo que falla. No podemos considerar importante una actividad cuando luego no la hacemos en el curso de nuestra rutina diaria. Así que hay que tomarse las cosas más en serio.

La autocrítica es importante para instaurar procesos de mejora en nuestra vida diaria y es de justicia reconocer que a los españoles y las españolas nos hace falta algo de autocrítica en materia de salud dental. Desde la clínica dental Plaza Prosperidad nos han indicado que la salud dental de los españoles sigue siendo deficitaria con respecto al resto de europeos y que eso termina generando problemas en todas las capas de la sociedad. No hay nada peor que tener delante nuestra comida preferida y que debamos tener sumo cuidado para, al consumirla, no hacernos aún más daño en los dientes. Esa es, todavía a día de hoy, una triste realidad en España.

Los jóvenes tienen la llave del punto de inflexión

Como en tantas otras cosas en la vida, los jóvenes son el grupo de población que tiene en su mano revertir una tendencia. En el caso del que venimos hablando, la salud dental, es más que evidente que esto es tan real como la vida misma. Y es que son ellos, con la adquisición de buenos hábitos en cuidado dental, los que tendrán que hacer extensiva esa buena educación que han recibido a las generaciones que están por venir, que deberán ir adquiriendo también estos hábitos.

Ese es el modo en el que la tendencia puede cambiar. Hemos visto, en otros puntos de la vida como el del cuidado y respeto del medio ambiente, cómo los jóvenes han demostrado tener la entereza suficiente como para querer cambiar las cosas y transformar algunas dinámicas que entienden perjudiciales para el conjunto de la sociedad. Y eso es justo lo que demanda la salud dental en los tiempos en los que nos movemos en España. Ese cambio de tendencia es necesario y queremos creer que está más cerca que lejos.