Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

¿Qué hacer si se te rompe un diente?

Los dientes rotos son una de las emergencias más comunes que suelen verse en los consultorios odontológicos. Por lo general, solemos ver estas urgencias en niños, sobre todo cuando aún tienen dientes de leche, pero también puede pasarle a los adultos.

Esto puede deberse a variedad de causas entre las que podemos mencionar accidentes, caídas, golpes al practicar un deporte, peleas o, incluso, como consecuencia de morder alimentos muy duros.

Dada su posición en la parte frontal de la boca, los dientes que más se suelen romper son los incisivos centrales superiorestambién llamadas paletas. Por lo que nos ocasionan problemas de funcionamiento, por ejemplo, en el proceso de masticación, sin contar todas las preocupaciones estéticas que sentimos cuando nos queda un diente por la mitad, o peor, un espacio completo vacío dentro de nuestra boca.

Debe tenerse en cuenta que la rotura de un diente es un traumatismo severo. En ocasiones, puede suceder por un accidente fortuito e inevitable, mientras que en otras circunstancias, podrá evitarse si se siguen algunos hábitos adecuados. Lo importante es saber que podemos hacer si nos encontramos en esta situación. Sigue leyendo y descúbrelo.

¿Cuáles son las fracturas de diente más comunes?

El equipo profesional en salud bucal de la Clínica Dental Carrilet 100 nos comentan que los tipos más comunes de fracturas en las piezas dentales que ven en su consulta son:

  • Fractura o fisura del esmalte
  • Fractura coronaria en la que no existe afectación pulpar, la cual se trata de una lesión que afecta al esmalte y a la dentina, aunque no a la pulpa
  • Fractura coronaria con afectación pulpar, la cual afecta al esmalte y a la pulpa
  • Fractura radicular intraalveolar, que implica la movilidad del fragmento coronal
  • Fractura corono-radicular, en la que existe una fractura en la corona y la raíz del diente

Síntomas de la fractura de dientes

Los signos y síntomas más habituales cuando tienes una fractura de un diente son:

  • Dolor agudo al morder, que aparece y desaparece muy rápido
  • Dolor al tratar de comer o de beber, por ejemplo con alimentos muy fríos o calientes
  • Sensibilidad al tacto
  • En muchos casos no existen síntomas

¿Cómo se rompen los dientes?

Algunas de las casusas que hacen que los dientes se fracturen son:

  • Golpes, accidentes y caídas

Estas son quizá las causas más comunes. Un golpe fuerte puede romper o desprender una pieza dental por completo. Algunos ejemplos pueden ser un niño que se cae jugando a la pelota, un accidente de tráfico o un golpe recibido en la boca mientras se practica un deporte de contacto.

Si este es el caso, además de acudir de urgencia al dentista, es importante recoger y guardar las piezas dentales rotas (si fuese posible en un recipiente con leche o agua), ya que en algunos casos el dentista podrá reimplantarlas.

  • Masticar o morder alimentos duros

Puede pasarte con un caramelo, un trozo de fruto seco, un hueso… La realidad es que ciertos alimentos pueden llegar a partir un diente al masticarlos.

La recomendación en este caso es tener siempre cuidado a la hora de masticar. Hay que palpar muy bien con la lengua dónde están las partes duras como los huesos, para evitar morderlas; y si se consume un caramelo u otra golosina dura es mejor esperar a que se vaya deshaciendo en la boca en lugar de morderla de una vez.

En cambio, si el daño está hecho, verás que suele romperse parcialmente, por lo que el dentista procederá a recomponerlo con materiales específicos según cada caso.

  • Caries

Un diente con caries es más débil y mucho más propenso a partirse ante un accidente o un mal mordisco. Por eso nunca hay dejar que las caries aparezcan y mucho menos, que avancen; para lo cual, las revisiones periódicas con el dentista serán clave para poder descubrirlas y tratarlas cuanto antes.

  • Falta de calcio

La falta de calcio y otros nutrientes también debilita las piezas dentales y hace que se fracturen. En este caso, habrá que acudir al médico para que realice un análisis para valorar si se está sufriendo una descalcificación; en cuyo caso el especialista recomendará una dieta a seguir y los suplementos nutricionales que necesitas.

Por ejemplo, para tener unos buenos niveles de calcio se puede consumir leche, queso, almendras, avellanas, pistachos, higos secos, garbanzos, judías blancas, cuajadas, acelgas, espinacas, aceitunas, alcachofas, bacalao, sardinas… ya que todos estos alimentos ayudan a mantener unos dientes resistentes y con menor riesgo de fractura.

  • Malos hábitos

Algunas personas acostumbran a morderse las uñas, roer los bolígrafos, apretar y rechinar los dientes (bruxismo), sacar tapones de botella con la boca, etc. Y justamente todos estos malos hábitos son factores de riesgo para las fracturas dentales.

Tratamiento para la fractura de dientes

Si sufres un golpe que provoca la fractura -ya sea total o parcial- de un diente, lo primero que debes hacer es mantener la calma.

Es posible que empieces a sangrar mucho y que te duela, pues suele ser una experiencia bastante escandalosa. Pero tienes que pensar que no es grave y que la solución dependerá de que sepas afrontar la situación.

Luego, tienes que intentar recoger la pieza dental o los trozos que encuentres y guardarlos, además de enjuagarte la boca con agua.

Entonces en función de si el diente se te ha roto total o parcialmente, debes actuar de la siguiente forma:

  • ·Si la rotura es parcial

En dicha circunstancia, limpia suavemente el trozo de diente que se te ha caído y coloca una compresa fría en la cara para contener la inflamación. Por el contrario, solo podría tratarse de un astillamiento casi imperceptible que solo habrá debilitado la pieza.

Cualquiera que sea, debes correr de urgencia con el dentista para obtener asistencia profesional.

Una vez en el médico, este podría solucionar el problema de dos formas diferentes:

  • Rellenar la zona que ha sido dañada con un empaste de composite y finalmente, colocar una funda de porcelana.
  • Utilizar una carilla dental para cubrir el daño.
  • ·    Si la fractura es total

Como ya hemos mencionado, ante este tipo de urgencia dental son claves tanto la calma como la rapidez.

Es decir, nuestra propia manera de reaccionar y el tiempo que tardemos en acudir al dentista pueden marcar la diferencia entre salvar nuestro diente natural o no. Por tanto, no busques remedios o soluciones caseras para arreglar un diente roto.

En situaciones graves en los que la pieza se desprende por completo de su alvéolo quedando su estructura intacta, llamadas avulsión dental, debes enjuagar suavemente con agua el diente perdido e intenta volver a colocarlo en su cavidad sin manipular la raíz. Ayúdalo a sujetarse en su lugar mordiendo una gasa, teniendo mucho cuidado de no tragártelo.

Si no te resulta fácil o te incomoda hacerlo, otra opción es sumergir el diente perdido en un vaso de leche sin manipular su raíz; coloca una compresa fría en la cara, y tapona la zona del diente con una gasa o servilleta para contener la hemorragia.

Recuerda que en caso de no poder seguir todos estos pasos, lo más importante es mantener la calma e ir a tu dentista de confianza con carácter de urgencia para que puedas recibir la ayuda de un profesional.

Cuantos menos minutos pases sin la atención de un profesional más favorable será el pronóstico.

Una vez en la consulta, el dentista procederá de alguna de las dos siguientes formas:

  • Si la rotura del diente es grande, la posible solución pasará por saber si existe o no algún daño en la raíz Si la fractura afectó al nervio (rotura grave),  se tendrá que realizar antes una endodoncia antes de poner la corona. Luego, la corona, restaurará la forma del diente, conservando su funcionalidad y dándole un aspecto natural
  • Por  otro lado, en estos casos más graves en los que se rompe la raíz, podría ser necesario extraer la pieza y colocar un implante.

Por último, cabe acotar que este problema debe ser tratado por un experto. De lo contrario, las consecuencias pueden agravarse con la aparición de una infección o con un daño mayor sobre el diente.

El especialista bucodental es el único que podrá valorar los daños y seleccionar la mejor opción de tratamiento. Este escogerá una de las tantas opciones que existen hoy en día, como lo son las coronas, un tratamiento de conducto o una adhesión de diente.

¿Se puede prevenir la fractura de diente?

Es posible prevenir una fractura de diente en aquellos casos en los que la mencionada fractura se produzca por motivos de falta de higiene bucodental, falta de calcio o por la práctica de deportes.

En el primer caso, por ejemplo, es importante practicar unos hábitos de cepillado minuciosos al menos dos veces al día y con el uso de flúor, hilo dental y el colutorio; esto nos garantizará que estamos cuidando la salud de nuestros dientes, evitando que las caries aparezcan. En el segundo caso, debemos mantener una alimentación rica en calcio y otros alimentos que traigan beneficios a nuestra sonrisa. Y por último, si practicamos deportes, hacerlo con un protector bucal que mantenga nuestra dentadura en su lugar en caso de golpes o caídas.

 

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS