Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Las mujeres que han tenido un papel destacado en el mundo de la automoción

Las mujeres han jugado y siguen jugando un papel importante en el sector de la automoción. En este artículo debemos mencionar a Bertha Ringer, una mujer sin la que probablemente una marca como Mercedes-Benz no existiría hoy en día.

Bertha Benz es considerada la primera mujer que realizó una ruta en coche y la primera mecánica. Bertha Ringer, novia del fabricante de motores Karl Benz, ayudó a su futuro marido a mejorar el taller en el que trabajaba.

Un 5 de agosto de 1888 se subió con sus dos hijos al Benz Patent Motorwagen y emprendió un viaje de 106 kilómetros, por lo que supuso el viaje más largo. Además, durante la marcha tuvo que reparar el coche, cambió los forros del freno y reparó una tubería de combustible que se había obstruido.

Otra mujer clave en el desarrollo moderno del automóvil es Mary Barra, ya que es la presidenta ejecutiva de General Motors, puesto que ocupa desde el año 2012.

Linda Jackson es la directora de estudios de logística y de potenciales sinergias en Grupo PSA , cargo que ocupa tras haber sido la directora general mundial de Automóviles Citroën.

Debes saber que la piloto Dorothy Levitt, logró el primer récord del mundo femenino de velocidad al alcanzar los 146,25 km/h. Incluso, escribió un libro dedicado al automóvil ‘The Woman and the Car: A chatty little handbook for all women who motor or who want to motor’.

Michele Mouton y Fabrizia Pons fueron las primeras mujeres en ganar una prueba del Campeonato del Mundo de Rallys en el año 1981.

En 1990 Elisabeth Bougis fue la encargada de crear un coche completo, es decir, el diseño, desarrollo, fabricación, campaña de publicidad y estrategia de venta.

En el año 1932 la española Celia Rivas se convirtió en la primera mujer en conseguir el permiso para conducir camiones. En el año 1958 la italiana Maria Teresa de Filippis fue la primera mujer piloto en correr en la Fórmula 1.

En 1935, la leonesa Piedad Álvarez fue la primera mujer taxista en España. La segunda taxista se llamó Alejandra Álvarez Rubio.

««La Peñina», como se la conoció, trabajó en el taxi 40 años, hasta 1974, y tenía su puesto en la antigua parada de Legio VII, al lado del Ayuntamiento en San Marcelo. Su licencia fue la 49 y, cuando se retiró, se la traspasó a un emigrante leonés retornado, Fernando Baro Alonso», informan desde Diario de León.

En 1964, Victoria Vasilievna Judoleeva se convirtió en la primera mujer taxista de Madrid. «Se tuvo que pelear con todo el gremio y tuvo que ganarse el respeto», reconoce su hijo, Constantino Judalieev.

Un dato muy interesante es que muchas mujeres deciden ser taxistas, por lo que la presencia femenina va ganando peso con el paso del tiempo. Se trata de una profesión con gran flexibilidad horaria e ingresos significativos.

«La principal ventaja es la flexibilidad y libertad en las horas de trabajo: aunque se trabajen muchas horas, puedes conciliar con tu vida personal. Además, hoy en día con la tecnología te sientes más segura», comenta Silvia, taxista desde hace 9 años.

«Al principio llamaba mucho la atención, pero ahora ya no es tan extraño ver a una mujer taxista», confiesa la taxista Esperanza Rojano.

Si te encanta la automoción apuesta por esta profesión. Desde Academia Marín informan que esta profesión ofrece flexibilidad horaria, pero debes conseguir tu carnet de taxista.

Hace más de 110 años los taxis hicieron su aparición en el mercado para sustituir a los coches de alquiler tirados por caballos. El 27 de marzo de 1909, surgieron los primeros taxis modernos de Madrid.

En ese momento solo había diez taxis de cuatro asientos. Los antiguos propietarios de carruajes se convirtieron en los primeros taxistas de la capital de España.

Las primeras paradas se establecieron en las calles de Preciados, en la del Prado y en la de Alcalá.

En 1909 estos coches prohibían conducir a personas ebrias. El precio variaba según el trayecto y el número de personas. En aquel momento si los clientes eran uno o dos, pagaban 1,25 pesetas por los primeros 800 metros y 20 céntimos más por cada 400 metros.

Si eran tres, tenían que pagar la misma cantidad por los primeros 600 metros, pero 20 céntimos por cada 300 metros. Y si eran cuatro por los primeros 400 metros los pasajeros tenían que pagar 1,25 pesetas y 20 céntimos más por cada 200.

En los años 20 ya habían 2.500 taxis para una población de 750.000 habitantes. Gracias a los taxis no es necesario buscar aparcamiento. Estos profesionales conocen muy bien la ciudad, la recorren todos los días y saben cuáles son las mejores rutas.

¡Es un medio de transporte que está disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana!

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
CATEGORÍAS