Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Para qué sirve la pizarra

Hoy vamos con una sesión de cultura muy curiosa. Vamos a saber mucho más sobre la pizarra, es una roca metamórfica homogénea de grano fino formada por la compactación por metamorfismo de bajo grado de lutitas.​ Se presenta generalmente de color opaco azulado oscuro y estructurada en lajas u hojas planas por una esquina. Y nos vamos a enterar de que España es uno de los países que más exportan esta roca, y es que no solo hay que presumir de nuestra alimentación, como aceite o jamón, España también es la número 1 en producción de pizarra.

La pizarra es una roca densa, de grano fino, formada a partir de rocas sedimentarias arcillosas y, en algunas ocasiones, de rocas ígneas. La principal característica de la pizarra es su división en finas láminas o capas (fisibilidad). Los minerales que la forman son principalmente sericita, moscovita, clorita y cuarzo. Suele ser de color negro azulado o negro grisáceo, pero existen variedades rojas, verdes y otros tonos.

Algunas de sus características

La característica fundamental de la pizarra es la impermeabilidad. La pizarra tiene como característica esencial de asegurar una perfecta impermeabilidad del tejado, la pizarra protege de la lluvia, la nieve, el viento etc.

La pizarra es constante e inalterable en el tiempo y resiste perfectamente a la humedad, al viento, la nieve y a las contaminaciones atmosféricas. La utilización de la pizarra es sinónimo de longevidad y muchos edificios antiguos de calidad están cubiertos con pizarra.

Las diferentes texturas, tonalidades y la diversidad de formatos empleados en las diferentes técnicas de colocación aportan a los edificios unos efectos estéticos destacados, difícilmente obtenidos con otros materiales.

La utilización de la pizarra como material de cubiertas es una elección más económica de lo que pueda parecer a primera vista, “si tenemos en cuenta la longevidad de la pizarra y el mantenimiento mínimo que necesita”, nos explican desde Pizarras y Derivados. En este caso hablamos con una empresa española especializada en la comercialización y distribución de pizarras para tejados, suelos y exteriores. Desde hace más de 3 generaciones, esta familia se beneficia de una gran experiencia en este sector así como también de una profesionalidad indiscutible.

La colocación de la pizarra en si es muy económica, puesto que necesita solamente un gancho o un clavo para colocarla, contrariamente a un producto artificial o de sustitución que necesita complementos especiales y costosos.

El elemento más sostenible

Según una declaración ambiental realizada por la Asociación Galega de Pizarristas (AGP), la pizarra es el producto más sostenible para cubiertas. Comparando la pizarra con otros materiales usados en cubiertas, el fibrocemento y la teja cerámica emiten más dióxido de carbono y consumen más agua y energía en su producción.​ El sector de la pizarra ha sido el primero en obtener en España la declaración ambiental de producto a nivel nacional.

La energía consumida, es decir, la energía requerida para extraer, elaborar y transportar el material y hacer frente a la producción de residuos.

  • – La durabilidad del material. El costo y el impacto ambiental se debe medir sobre la vida útil del producto; cuanto mayor es la durabilidad menor es el impacto.
  • – El potencial de reciclado o regeneración. También es necesario tener en cuenta la capacidad de reutilizar el material cuando la vida útil de la cubierta original ha llegado a su fin.

Producción

España es el mayor productor y exportador de pizarra en el mundo, con una cuota mundial en torno al 90 % en el año 2000.​ Existen importantes yacimientos en El Bierzo, Cabrera (León), Valdeorras (Orense), Ortigueira (La Coruña), Riofrío de Aliste, Palazuelo de las Cuevas (Zamora), Bernardos (Segovia) y Villar del Rey (Badajoz). Esto produce que sean muchos los países del mundo que solicitan la pizarra española, como pueden ser Francia, Bélgica, Alemania, Inglaterra, Irlanda, Suiza, Luxemburgo, Japón, Estados Unidos, China, Noruega y Marruecos son algunos ejemplos de mercados que confían en nuestra pizarra.

Sin duda la pizarra muestra unas propiedades difícilmente alcanzables por otros materiales como la teja cerámica, cobre, zinc, u otros materiales. Desde la inmejorable relación calidad/precio; su gran durabilidad, que le permite permanecer inalterable frente a la humedad, polvo, salitre, frío, calor, nieve o viento. Su gran impermeabilidad y baja absorción de agua, y es que la pizarra presenta una absorción del 0,40%, mientras que la teja cerámica puede llegar hasta un 12%, según datos aportados por LOEMCO.

En resumen, la pizarra como material para cubiertas es uno de los productos más antiguos utilizados por el hombre. Es uno de los materiales más resistentes y estéticos, con sus sutiles variaciones de tonalidades y texturas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS