Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Pinta tu casa sin miedo

Si por algo nos caracterizamos en este blog es por decir las cosas sin pelos en la lengua. Y en esto tampoco tenemos miedo, vamos a pintar una casa y nos va a quedar de maravilla. Seguro que cuando tienes que cambiar una bombilla no necesitas a nadie, ¿verdad? Pues hoy nos vamosponemos manos a la obra y el resultado va a merecer la pena. ¿Quién dijo miedo? Yo no.

Planificación

Como en todas las cosas de la vida, lo primero es planificar. Tenemos que analizar qué vamos a pintar, y en cuánto tiempo. Lo ideal es despejar al máximo las habitaciones. El consejo que te vamos a dar es que si pintas primero la más vacía, te servirá para liberar el resto y facilitarte el movimiento.

Y una vez que esté todo preparado, nos ponemos a preparar el material. Ya sabes elementos como cinta de pintor, plástico y papel protector, masilla, lija, espátula, rodillo grande y pequeño, cubeta para rodillos, paletina, pintura y esmalte). Otro anaconsejo es que si tienes sábanas viejas, puedes ahorrarte el plástico.

El material

Como la mujer del César, en este caso si queremos ser pintores, además de serlo tenemos que parecerlo. Por este motivo tenemos que invertir en buenos pinceles y rodillos. De esta forma no te dejarán pelos ni pegotes en las paredes. También tienes que comprar brochas para las esquinas o el borde de las puertas y los pinceles para los huecos. Elige rodillos de fibra media y mango de aluminio. Está claro que esto supone un gasto, pero será a la larga una inversión porque nos servirá para más de una actuación.

Colores

El color es básico. Tenemos que elegir bien. Ya sabes que hay una paleta muy extensa de referencias de colores entre los que elegir. Como nos indican desde La Casa del Pintor Shop existe “una completa gama de pinturas y artículos afines que con el que podemos estar en cualquier sector tanto a nivel profesional como particular”. Más consejos si quieres más adelante repintar alguna estancia o hacer repasos. Si quieres hacer tú la mezcla deberás partir de una pintura blanca e ir con cuidado, pues algunas azulean.

 

Antialergias. Hay pinturas con las que puedes evitar la proliferación de ácaros y hongos, y minimizan la emisión de compuestos volátiles. Son las denominadas antialergias.

100% Eco. En el mundo de la pintura también hay mentalidad ecológica. En este caso, son transpirables y las reconocerás porque cuentan con la etiqueta ecológica europea (Ecolabel). Si quieres pintar y además cumplir con el medio ambiente, ya sabes lo que tienes que buscar.

Con olor y antiolor. ¿Te gustaría pintar tu casa y encima que huela bien? Pues se puede hacer. Hay pinturas que incluso pueden perfumar tu casa porque tienen esencias naturales que desprenden aroma lentamente. Eso sí, el efecto no durará toda la vida, tan solo unos cuantos días, así que tienes que invitar a alguien hazlo durante los primeros días después de pintar. Y también puedes hacer todo lo contrario, neutralizar olores con pinturas que los absorben. Son las fotocatalíticas. Algo que por ejemplo viene muy bien para habitaciones donde hay humedad por culpa de la condensación.

Ojo con los detalles

Ya sabes que los detalles son los que marcan la diferencia. Por ejemplo, si tienes molduras en casa tendrás que dedicarles tiempo y cariño a la hora de pintarlas. Lo principal es pintar en blanco para que no se vean tanto las pinceladas. Tú tranquila, tómate tu tiempo que vas a poder contigo. Por ejemplo, con la cinta de carrocero te ayudará a proteger enchufes, zócalos y los marcos de puertas y ventanas. Y es que luego puedes llevarte parte de lo pintado.

La orientación siempre dice la verdad

Cuando me compré el piso, una de las cosas que más me llamó la atención fue lo de la orientación. En este caso fue porque valía mucho más uno con orientación sur que norte. Esto fue sorprendente y luego me enteré de las razones. Cuando tu casa orienta al sur es más cálida, por lo tanto no gastarás tanto de calefacción ni tendrás problemas relacionados con la humedad o el frío. Pues bien, a la hora de pintar, también tienes que tener esto en cuenta. Con orientación norte tendrás que pintar en tonos claros, porque no suele recibir mucha luz. Si tienes orientación este o sur, a por ello sin miedo, puedes ser más atrevido con los colores.

Si sigues estos consejos no vas a tener problemas en dejar tu casa perfecta. Como si por allí hubieran pasado los profesionales. Ahora bien, cuando mires tu cuenta corriente comprobarás que todo mereció la pena. Te ahorrarás un buen dinero.

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS