Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cómo van a ser las tiendas de muebles del futuro

El avance del comercio digital es innegable, eso sí, los comercios tradicionales deben reinventarse y defender su importancia, pues en el futuro serán sitios de exposición con espacios donde los clientes puedan saber cómo es el mueble. Habrá que dar prioridad al servicio y dar la importancia que precisa una buena experiencia para el cliente.

Como un fénix, los comercios tradicionales se reinventarán y cobrarán gran importancia. Pasarán de ser lugares de exposición, en la mayoría de los casos, a espacios para mimar a los clientes.

Vamos a ver algunos de los puntos más importantes:

Tiendas donde se pueda interactuar con un cliente debidamente informado

Muchos de los que compran muebles lo que hacen es obtener información antes de ir a la tienda. El tener una buena toma de contacto con la tienda es importante, pues el posible comprador debe estar informado del catálogo de productos, condiciones y precios.

Los comercios lo que harán es dar el valor añadido le generará un nivel en cuanto a interacción que los canales de índole digital todavía no lo hacen posible y ese no es otro que el contacto humano.

Los establecimientos de muebles en el futuro los profesionales de muebleseuropaconfort.es creen que serán unos foros de conocimiento y para la conservación, donde los vendedores van a escuchar más y hablar menos. El papel va a ser menos comercial y más de asesoramiento de cara a poder satisfacer las necesidades existentes de la persona que tome la decisión de entrar en la tienda de muebles.

Sucede que los clientes van a entrar en la tienda con la compra ya decidida o que se haya hecho en Internet, se van a aproximar y hacer el pago u optar por la recogida del pedido. Los encargados de la tienda tienen una buena ocasión para poder establecer un vínculo con las personas, ofreciéndoles incluso servicios y productos.

Tiendas que ofertan experiencias increíbles a los clientes

Es un hecho que las tiendas van a ser sitios para el ocio y entretenimiento, con experiencia de carácter sensorial, tecnológico y personal.

Tiendas que van a satisfacer los deseos individuales

En una sociedad de consumo de lo más contradictoria, se compran productos fabricados en serie y donde se quiere ser distinto de los demás- Por todo ello y la gran oferta disponible, los comercios tienen que ofertar una serie de productos que puedan ser más customizables.

Las personalizaciones repercuten en el producto, pero es un hecho que el comprador va a querer modelos financieros que se adapten a su presupuesto, así como formas de envío que sean más confortables para él o facilidades de devolución.

Tiendas de multiproductos y multiservicios

Las salas de cine y gasolineras ganan cada vez más por vender todo lo que no es ni combustible ni películas, algo que va a pasar también en las tiendas de muebles.

Uno de los pasos naturales va a ser la venta de objetos textiles y de decoración. Una vez hecho esto, a partir de ahí todo puede ser posible, desde comida o restauración a libros, música o ropa.

No solo serán productos, también servicios disponibles. De cosas normales a otras más nuevas, donde esté más presente el mantenimiento, restauración, renovación o el reciclaje de las piezas. Las tiendas van a poder ayudar a vender los muebles en los mercados de segunda mano cuando el cliente se quiera desprender de ellos.

Los servicios adicionales lo que hacen es contribuir a que los clientes estén felices y a su fidelización durante mucho tiempo, donde pueda pasar a ser embajador de la marca.

Tiendas más reducidas, pero especializadas

Los clientes dispondrán de una gran oferta en marcas como Ikea o Amazon. Para competir con ello, lo que se debe hacer es crecer donde los grandes no pueden o quieren llegar, por lo que lo más inteligente es fijarse en los mercados nicho.

Deberán ofrecerse menos productos, pero con un mayor cuidado y donde el servicio de atención al cliente debe ser exquisito para ser una inmejorable fórmula de éxito. El tener menos productos es menos espacio necesario para la exposición o se puede destinar la parte de ese espacio de venta de los productos.

Las tiendas ubicadas estratégicamente y con más flexibilidad

Será necesario disponer de una buena situación, donde es mucho más importante el sitio en el que se instalará el comercio, el cual deberá estar cerca de los clientes potenciales o tener una situación que llame la atención.

Recordemos que los espacios de venta pueden no ser permanentes. En este sentido se pueden montar una serie de pop-up stores durante el año y con productos distintos, lo cual es una buena manera de no estar atados a un solo espacio físico y de impulso a las ventas online.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS