Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cómo tomar un buen whisky 

Tanto si eres un auténtico apasionado del whisky como estás comenzando a degustar tus primeras copas de este licor este artículo te puede interesar, ya que vamos a descubrir cómo tomar un buen whisky. Todos los pasos necesarios para disfrutar de este licor al máximo con todos sus aromas, cuerpo y sabores característicos. Así como algunas mezclas de cócteles elaboradas con esta bebida. 

  1. Elige un buen whisky 

El primer paso y fundamental para disfrutar de una buena copa de whisky es escoger un buen licor. Sabrás que cada whisky cuenta con un carácter, aroma, sabor y matiz distinto en función de su proceso de elaboración. En función de tus gustos puede que ya conozcas tu paladar y sepas cuál es el tipo de whisky que más te gusta y es que el truco para disfrutar de este licor es escoger la mejor opción para tu paladar. 

Hay whiskys que tienen sabores suaves, normalmente con matices afrutados con sabores dulces como miel o caramelo. Otros whiskys son más fuertes, con aromas ahumados e intensos. Y para saber cuál es el sabor o matiz que más te gusta tan solo hay que degustarlo. 

En cualquier supermercado a la hora de elegir un whisky también tendrás que optar por unos licores u otros en función de tu presupuesto. Las botellas más baratas suelen ser las de whiskies jóvenes, mientras que los reserva cuyos licores han sido envejecidos en barricas de roble durante tiempo suelen ser las más costosas. También el precio puede variar considerablemente entre unas marcas y otras. Pero se pueden comprar buenos whiskys con un presupuesto ajustado. 

  1. Cuenta con el vaso oportuno 

Tras escoger el licor para disfrutar de un whisky hay que contar con el vaso oportuno. Y es que el vaso es casi igual de importante que el contenido para poder apreciar todos los aromas y notar en el paladar todos sus matices. 

El vaso por excelencia para degustar un buen whisky es el vaso on the rock. Se trata de un vaso de boca ancha que permite la liberación de las notas de alcohol propias del whisky. Se puede encontrar tallado y sin tallar, así como en diferentes tamaños. Los habituales son los de 280 ml, 380 ml y 390 ml”, explican desde Giona Premium Glass, marca de cristalería profesional con una amplia gama de productos. 

También las copas Glencairn se utilizan para degustar este tipo de licor. Este tipo de cristalería es un vaso de tipo tulipán que por su forma según los expertos potencia los aromas, matices y sabores de este licor.

Y estos dos vasos son los más oportunos para degustar el whisky solo o con hielo, si optas por tomar un combinado con este licor sería mejor optar por otro tipo de cristalería. 

  1. Principales maneras de tomarlo 

Y tras escoger una buena materia prima y el vaso oportuno tan solo queda preparar el whisky para degustarlo. La manera tradicional de tomar el whisky para poder apreciar su sabor es tomarlo solo o con un cubito de hielo. Además, según los expertos hay que ir combinándolo con agua. Así tras cada sorbo de whisky se debe beber uno de agua para poder disfrutar en el paladar con cada sorbo. 

No obstante, este licor también se puede beber en formato combinado. Los cócteles más famosos elaborados con whisky son el Whisky Sour, Irish Buck y el cóctel Manhattan. 

El Whisky Sour es un cóctel muy famoso que se elabora a base de whisky bourbon. Como su propio nombre indica, se trata de una bebida con toque ácido y es que está elaborada con este licor y zumo de limón. También lleva azúcar (para rebajar la acidez), hielo y en algunos casos se le añade clara de huevo. Unos ingredientes que se combinan a la perfección en un cóctel o combinado solo apto para los amantes de las bebidas ácidas y de los cítricos. 

El cóctel Manhattan es un combinado conocido en todo el mundo, se le asocia con la elegancia y destaca por su color rojo. Se elabora con whisky bourbon, vermouth rojo y  amargo de angostura. Estos ingredientes se mezclan bien con hielo para servirse frío, pero en copa tan solo se vierte la bebida. La copa se decora con una cereza y en algunos casos también se le añade cáscara de naranja. 

El cóctel llamado Irish Buck se trata de una bebida muy refrescante que se elabora con whisky, ginger ale, hielo y lima. Todos estos ingredientes se mezclan en una interesante bebida perfecta para el verano, ya que como hemos dicho es muy refrescante.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS