Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las encías, las grandes olvidadas en la estética de la sonrisa

Tener una sonrisa perfecta le gustaría a cualquier persona. Pero para que esto sea posible hay que tener una buena rutina de higiene bucodental y en algunos casos es necesario recurrir a tratamientos dentales para alinear la sonrisa o blanquear los dientes.

Sin embargo, cuando se habla de la sonrisa perfecta siempre se recomienda que los dientes estén correctamente alineados, que no haya espacios entre las piezas dentales y que los dientes tengan un blanco bonito. Pero se suele olvidar un aspecto muy importante que influye en gran medida en la estética de la sonrisa. Y este aspecto son las encías. Sí, las encías influyen de manera notable en la estética de la sonrisa y se recomienda que estén definidas, uniformes, no dejen al aire la raíz de las piezas y tengan un tono rosa que resalte el blanco de los dientes.

¿Y si las encías no son así se pueden mejorar? Por supuesto, existen diferentes tratamientos dentales que permiten mejorar la estética de las encías y te los vamos a explicar en este artículo.

  • Injerto de encía

Antes decíamos que cuando las encías no están definidas o que dejan ver la raíz de los dientes hace que la sonrisa no tenga una buena estética. Pero hay que señalar que en el caso de falta de encía o que ésta se haya retraído por el paso del tiempo o alguna enfermedad dental la única solución posible es con tratamientos bucodentales o procedimientos periodontales. Y es que las encías no se regeneran.

Un tratamiento eficaz para revertir la falta de encías es el injerto. Este procedimiento es muy sencillo y solo se requiere anestesia local para la intervención. Con el injerto de encía los especialistas toman tejidos del paciente de otras zonas y los colocan en la zona que hay que reparar. Lo mejor como decíamos con anterioridad, es que es un tratamiento muy sencillo y, además, no suele presentar complicaciones porque al tratarse de injertos del propio paciente no se suelen rechazar.

  • Gingivectomía

El injerto de encía es una solución perfecta cuando falta encía, pero también es habitual que se presente la situación contraria: el exceso de encía. En este caso hay un exceso de encía que recubre algunas piezas dentales lo que perjudica a la estética y ocasiona la llamada sonrisa gingival. Cuando esto se produce el tratamiento más recomendado por los expertos es la gingivectomía.

“En la gingivectomía el periodoncista se encarga de recortar ligeramente la encía que rodea el diente para dejar al descubierto una mayor proporción de la pieza y eliminar los excesos. Se trata de una intervención muy sencilla que requiere sólo anestesia local para su aplicación”, explican desde la Clínica Dental Gaudí, centro de referencia en Terrasa.

  • Cirugía a colgajo

Antes hemos hablado del injerto de encía para solucionar los casos de carencia de encía en algunas zonas de la boca. Pero existe otro tratamiento para revertir esta afección y se trata de la cirugía a colgajo.

Si tienes este problema y quieres solucionarlo lo mejor es que acudas a tu dentista o periodoncista de confianza que te recomendará el tratamiento más adecuado para tu afección y los pasos a seguir para realizar el procedimiento, ya que en función de las necesidades será más recomendable una opción u otra.

Pero la cirugía a colgajo se diferencia del injerto en que en este caso no se cogen injertos de otras zonas para aplicarlos donde falta. Sino que se estiran las propias encías para alargar el área de acción del tejido gingival para intentar recubrir las raíces expuestas o las zonas con poca encía. Por lo que son tratamientos que tienen el mismo objetivo pero que se aplican de diferentes maneras. Según los especialistas la cirugía a colgajo es más recomendable para tapar los espacios interdentales, también conocidos como troneras.

Estos son los principales tratamientos que permiten solucionar algunos problemas comunes de las encías que afectan a la estética de la sonrisa. Por supuesto, existen otras afecciones en las encías que pueden afectar a la sonrisa como son los cambios en el color. Por ejemplo, en algunas ocasiones las encías se vuelven más oscuras o incluso presentan manchas negras siendo un gran problema de imagen. En algunas ocasiones esto se debe al consumo de tabaco o ciertos medicamentos, pero también puede ser causa de alguna enfermedad periodontal. Por lo que si tu problema es el color de las encías lo mejor es que acudas a tu dentista que averiguará la causa de la afección.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS