Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Ante la falta de espacio en casa apuesta por una lavadora

Aumentar la calidad de vida es el gran propósito de prácticamente todos los seres humanos que habitan el planeta Tierra. Es cierto que hay una gran cantidad de gente que no tiene las mismas posibilidades de las que se dispone en los países que podríamos considerar desarrollados, pero de lo que no cabe la menor duda es de que, poco a poco, se están consiguiendo avances que hay que perpetuar en el tiempo y que deben marcar el paso del crecimiento de todos y cada uno de los Estados que conforman el planeta.

¿Y de qué depende la calidad de vida? Seguro que muchas de las personas que estáis leyendo este artículo pensáis que el dinero es un factor muy importante en este caso. Y no os equivocáis lo más mínimo. Pero la calidad de vida, al igual que la felicidad, depende de otra buena nómina de cosas. Una vivienda amplia, por ejemplo, ayuda bastante. Y los electrodomésticos que la componen, como también cabía esperar, son elementales para tratar de conseguir una vida plena y lo más cómoda posible. Desde luego, son esos detalles los que nos pueden dar el empujón necesario apra ser felices.

Es cierto que la mayoría de nosotros consideraría a España como un país desarrollado, pero debemos tener en cuenta una cosa: hay 14 millones de hogares en el interior de nuestras fronteras que no disponen todavía de una lavadora según lo que apunta una noticia del portal web Economía de Hoy. Y es una cifra que va en aumento, algo que también depende del espacio en el que viven las familias, que en ciudades como Madrid y Barcelona es cada vez más reducido. Esto está permitiendo que negocios como las lavanderías dispongan cada vez de un mayor nicho de negocio en un país como lo es el nuestro.

En otros países, en cambio, la situación sigue otra tendencia. Es el caso de, por ejemplo, Colombia. Una noticia publicada en un diario colombiano, La República, indicaba que en 2016 creció el número de hogares que disponían de nevera y lavadora, algo que indica que la nación se encuentra en crecimiento y que, desde luego, hay cosas que se están haciendo bien. Lo que queda claro de todo lo que hemos hablado hasta ahora es que la lavadora es un sinónimo de progreso y de desarrollo en un territorio.

Estamos acostumbrados a ver una lavadora como un electrodoméstico típico del hogar, pero… ¿os habéis dado cuenta alguna vez de que cada vez tenemos menos espacio en nuestra vivienda para disponer de uno de estos elementos? Esto es lo que está haciendo que cada vez sean más las personas que apuesten por las lavanderías como el mejor medio para adecentar su ropa. Es lo que nos han transmitido los profesionales de Lavatur. Según ellos, la demanda de este tipo de productos por parte de esta clase de entidades se ha multiplicado de un tiempo a esta parte.

Una cuestión más importante que nunca

La situación en la que nos encontramos, con una pandemia en nuestras calles y plazas desde el pasado mes de marzo, deja claro que la limpieza es ahora más importante que en ningún otro momento reciente. Lavar nuestra ropa ya era algo esencial hasta antes de que llegara la pandemia, pero es que ahora esta cuestión puede ser la diferencia entre contagiarnos (y sufrir todas esas consecuencias asociadas al coronavirus) o librarnos de él. Estamos convencidos de que las personas que han pasado por el trance de padecer los síntomas del virus ponen todavía más empeño si cabe en cuestiones como de las que venimos hablando.

La limpieza es algo que nunca podemos descuidar, por mucho que no dispongamos de una lavadora en casa. Es algo que la mayoría de la población tiene claro y que, en los tiempos que nos ha tocado vivir, juega una importancia que es tremendamente grande. Dicen que no hay mal que por bien no venga, y en este caso, el coronavirus, a pesar de toda su malicia y nos desgracias, ha de servir para recordarnos la importancia que tiene el hecho de cuidar de la limpieza de nuestra ropa, sobre todo si hemos tenido que salir de casa.

Estamos convencidos de que este asunto va a ser tenido más en cuenta que nunca por parte de propios y extraños. Es una de las mejores armas de las que disponemos para tratar de derrocar a una pandemia que nadie esperaba y que, de buenas a primeras, ha jugado un importante papel en nuestras vidas. Es evidente que la responsabilidad de la gente es ahora una de las claves para evitar que la situación actual nos sobrepase y termine imponiendo su autoridad sobre nuestras vidas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS