Ventajas e inconvenientes de apostar por la domótica en tu hogar

La domótica es un sistema revolucionario que permite automatizar una vivienda para controlarla de manera inteligente con la ayuda de la tecnología. Este tipo de sistema ofrece muchas ventajas, pero también algunos inconvenientes. Es por ello que en este artículo vamos a analizar tanto los puntos positivos de la domótica como los negativos para que puedas determinar en base al conocimiento si quieres apostar por la domótica en tu hogar o no.

  • Ventajas de la domótica

“Las principales ventajas que ofrece la domótica en un hogar u oficina es que aporta seguridad, mayor confort, ahorro energético y diseño. Pero es necesario realizar un análisis de las necesidades de cada casa u oficina para la consecución de estos objetivos, debiendo realizar un estudio personalizado que permita adaptar el comportamiento del sistema domótico a los hábitos particulares”, indican desde Delbin Ingeniería, empresa que proporciona un gran abanico de soluciones a particulares y compañías entre las que se encuentra la domótica.

Ahora, vamos a analizar las principales ventajas que han señalado estos profesionales.

  • Seguridad: la domótica aporta seguridad porque permite controlar un edificio a través del móvil o incluso se puede ver lo que está pasando en tiempo real. Esto se consigue a través de la instalación de cámaras, pero también porque todos los sistemas están integrados y por ejemplo si te has ido de casa y no has bajado las persianas puedes hacerlo desde la aplicación.
  • Diseño: también se dice que la domótica aporta diseño a los hogares ya que los hace mucho más sencillos y porque los aparatos, electrodomésticos y elementos tecnológicos del hogar son de última generación lo que aporta un diseño moderno y una estética agradable a los edificios.
  • Confort: está claro que la dómotica hace la vida mucho más sencilla, ya que se pueden controlar las persianas, las ventanas, el hilo musical, la calefacción o incluso la televisión desde el teléfono móvil. Así si por ejemplo estás sentado en el sofá y quieres dormirte ni siquiera tienes que levantarte para bajar la persiana, lo haces sin la necesidad de moverte.
  • Ahorro energético: está ventaja es muy interesante porque este tipo de tecnología permite incluso ahorrar en las facturas de luz y gas. Ya que gracias a la domótica se pueden controlar diferentes elementos para que se aproveche de manera inteligente la energía. Por ejemplo, se puede hacer que la calefacción se encienda poco antes del momento más frío del día y justo en ese instante bajar las persianas del hogar para evitar la pérdida de calor. O incluso se puede programar el lavavajillas para que se encienda durante las horas baratas de energía.
  • Inconvenientes de la domótica

No obstante, la domótica también cuenta con una serie de inconvenientes que hay que tener en cuenta a la hora de tomar la decisión si instalar este tipo de tecnología en un edificio o no.

  • Coste de instalación: el principal inconveniente de la domótica es su alto coste. Apostar por este tipo de tecnología no es nada barato, ya que hay que contar con los aparatos adecuados, instalar el sistema en el edificio y hacer que todo funcione de manera correcta.
  • Mantenimiento: además no sólo hay que hacer frente al coste de instalación del sistema, hay que mantener los equipos constantemente para evitar fallos o que se queden obsoletos. Algunos profesionales realizan los servicios de mantenimiento de manera gratuita, pero en otras empresas hay que pagarlos.
  • Fallos en el sistema: en algunas ocasiones puede ocurrir que se produzcan fallos en el sistema que hagan que algunos aparatos de tu hogar no funcionen de manera correcta, o simplemente que no puedas controlarlos a través de tu móvil. Y cuando se producen este tipo de errores hay que llamar al servicio técnico para que solucione la incidencia, ya sea de manera remota o visitando tu domicilio. Aunque no sean muy habituales, sí es normal que se produzcan por lo que hay que tener en cuenta que se pueden dar fallos en el sistema que te afecten en tu día a día y no puedas emplear la domótica.
  • Obsolescencia: también hay que valorar que la tecnología no para de avanzar y que si apuestas hoy en día por este sistema incipiente puede que en muy poco tiempo se quede obsoleto o la domótica haya alcanzado un nuevo nivel que no se pueda implementar en tu vivienda o que tengas que volver a hacer una importante inversión.

En resumen, la domótica cuenta con una serie de ventajas, pero también con inconvenientes que hay que tener en cuenta a la hora de tomar la decisión si apostar por esta tecnología en el hogar.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
CATEGORÍAS