¿De qué se tratan los implantes dentales de carga inmediata?

Los implantes de carga inmediata consisten en poner el implante y cargar sobre él una pieza dental provisional justo después de haber extraído el diente natural. Es decir, todo se hace en el mismo día: extracción, implante y colocación (o carga) de la corona protésica sobre el implante. De esta forma el paciente puede salir de la consulta no su sonrisa completa, sin tener que pasar por un proceso más largo de varias sesiones antes de poder lucir los resultados que busca.

Para conocer un poco más sobre los casos en los que puede aplicarse esta técnica y cómo funciona, le hemos preguntado a nuestros amigos de la clínica dental HQ Tenerife y aquí, los que nos han contado.

Los implantes dentales

No está de más comenzar explicando un poco sobre lo que son los implantes dentales, los aliados de los odontólogos en los casos de perdida de piezas detales naturales, que necesiten de un reemplazo.

Así, se tratan de tornillos de titanio que se implantan en la mandíbula a través de una sencilla intervención quirúrgica, de forma de hacer el papel de raíz para la prótesis dental que luego se implantará en lugar del diente natural ya perdido.

¿Qué es un implante de carga inmediata?

Ahora si pasamos de lleno a nuestro tema de interés, los implantes dentales de carga inmediata. Como dijimos anteriormente, en este procedimiento la pieza dental que reemplaza al diente caído se coloca inmediato después de colocar el implante, exactamente dentro de las próximas 48 horas a ello.

Aunque antes se creía que se dañaba el implante durante el tiempo en que éste se integraba en la masa ósea aumentaba las probabilidades de fracaso, esperando para cargarlo durante unos meses de forma de facilitar la osteointegración; este es un procedimiento que, de hecho, ha sido probado ya durante varios años, con mucho éxito, siempre que:

  • Se haga una cuidadosa selección del paciente idóneo
  • Se planifique de forma adecuada del tratamiento
  • Se tema precisión a la hora de colocar el implante

Entre estos factores, cabe hacer especial hincapié en la estabilidad inicial del paciente. Esa estabilidad inicial depende de la densidad ósea, de la fuerza aplicada para remplazar el implante y del número de implantes que van juntos, y lo cual es el factor de más peso a la hora de conseguir resultados de éxito.

De esta forma, aseguramos el éxito del procedimiento, el cual nace con la intención de responder a la demanda del público por tratamientos cada vez más rápidos, en donde se reduzcan los tiempos de espera antes de poder mostrar los resultados deseados. Y es que cuando se trata de nuestra imagen personal, queremos la más pronta solución.

Así, en todos los procedimientos realizados durante los últimos 30 años se ha obtenido una tasa de supervivencia del implante de entre el 97% y el 100%; garantizando que las nuevas piezas no tienen rechazo en la boca del paciente.

De hecho, la tasa de éxito de esta técnica, es hasta igual que la que tiene la técnica tradicional. De la misma forma, tampoco hay diferencias significativas entre los resultados apreciados entre una y otra técnica. Eso sí, siempre que se cumplan con los factores claves que hemos mencionado anteriormente y que son los que garantizan que el procedimiento arroje los resultados esperados.

¿Cuándo se puede indicar esta técnica?

Para minimizar el riesgo de micro movimientos que tiene la carga inmediata para un solo implante, se suele hacer solo en dientes frontales. Esto porque, en esa posición, se puede evitar el contacto de la pieza dental provisional con otros dientes.

No obstante, esta técnica suele funcionar bien en todos los pacientes que necesiten de un implante, incluso, en todos los dientes o que tengan implantes en toda la mandíbula inferior.

¿Cómo saber si eres un candidato para un implante de carga inmediata?

Por supuesto, como todo procedimiento, este tiene sus excepciones. Aunque todos quieren gozar de los beneficios tan inmediatos de este procedimiento, si que hay algunos pacientes que son más idóneos que otros.

Para determinar en cual grupo estás tu, tu médico odontólogo debe examinar tu boca para determinar la viabilidad del tratamiento, siendo algunos de los requisitos los siguientes:

  • Buena salud general del paciente: no puede tener una enfermedad, como la diabetes, que afecte a su sistema inmune o a la capacidad del organismo para curarse.
  • Una boca sin problemas periodontales
  • Suficiente masa ósea para colocar el implante
  • Paciente no fumador

Claves del éxito

Así, entonces, llegamos a las claves que hacen de este procedimiento uno de éxito. Y es que además de cumplir con los requisitos anteriormente mencionados, también se debe dar lo siguiente:

  • El implante no se puede mover

Ya hemos hablado de la importancia de la precisión dentro del procedimiento. El cirujano dental debe ser muy metódico y concienzudo al seguir lo estipulado en las imágenes 3D. Es decir, este debe garantizar que cuando se está colocado el implante en el hueso no se puede mover absolutamente nada.

  • Hueso sano

El médico especialista debe buscar que el implante se coloque en un hueso sano, por eso es que se dice que funciona tan bien en la perdida de dientes frontales que tienen dientes fuertes y sanos a ambos lados. También es muy exitoso cuando se reemplazan todos los dientes en la mandíbula inferior, en la que la masa ósea es fuerte y densa.

  • Persona y boca sanas

Así como se debe implantar en un hueso sano y duro, también se debe hacer en unas encías y boca sanas y en pacientes con hábitos saludables, por ejemplo, aquellos que no fumen.

  • Cumplimiento de instrucciones

Una vez colocado el implante, el éxito también dependerá de que el paciente siga las instrucciones del especialista al pie de la letra. Por ejemplo, debe  mantener una buena higiene bucal, cepillarse con suavidad, evitar fumar, seguir una dieta blanda durante los tres meses en que los implantes se integran en el hueso, evitar masticar alimentos duros con mucha rapidez, etc.

  • Evitar golpes

Un golpe en el área del implante puede causar problemas.

¿Cómo se realiza el procedimiento de carga inmediata?

La técnica de la carga inmediata es posible gracias a los escáneres y softwares que permiten una planificación en tres dimensiones (3D) del procedimiento.

Es decir, todo comienza con una fase de diagnostico en la que el médico especialista hacer una evaluación del paciente  el caso y diseña junto a él los resultados mediante esta tecnología 3 D y que le permite al médico trabajar con la máxima fiabilidad y seguridad, con resultados previsibles.

Beneficios del implante de carga inmediata

Los expertos en materia de HQ Tenerife nos comentan los diferentes beneficios de los que pueden gozar los pacientes que acceden a los implantes de carga inmediata:

  • Duración más corta del tratamiento

La duración de la colocación de implante y el diente de reemplazo se acorta, siendo que el mismo día que te quitan el diente natural, te ponen el implante y ya puedes llevar una pieza dental provisional.

Eso sí, la colocación de las coronas protésicas finales se ponen tres meses después de haber cargado las coronas protésicas provisionales, pero no tienes que pasar todo ese tiempo sin un reemplazo, al menos provisional.

A diferencia de esto, sabemos que la técnica convencional implica tiempos más largos, siendo que el paciente tiene que llegar a esperar entre 3 a 6 meses e tiempo de curación, a que el hueso se funda con el titanio, antes de colocar la corona; tiempo durante el cual no pude llevar ningún tipo de piensa en el hueco del diente extraído, resultando poco estético.

  • Prioridad a la estética d tu boca

El panorama de pasar meses de meses con un hueco en tu boca que no te permita reír, hablar o masticar de forma natral y que afecte tu imagen personal y la manera en la que te desenvuelves en las diferentes áreas de tu vida no es nada alentador.

Así, los implantes de  carga inmediata le permiten al paciente colocarse una diente provisional para cerrar ese feo hueco, incluso desde el mismo día de la extracción de la pieza natural dañada.

  • Recuperas capacidad de masticar

Así como el hecho de colocar una prótesis dental provisional desde el mismo día de la extracción del diente natural que había que reemplazar, no solo ayuda considerablemente a respetar la estética de la boca del paciente, también ayuda a su funcionalidad, permitiéndole masticar y hablar in ningún tipo de problema. Sin embargo, no gozarás de completa comodidad hasta que de verdad tengas la corona definitiva.

  • Adaptación de la encía a la pieza provisional

Desde el primer minuto, cuando se pone la corona provisional, la encía va tomando forma a partir de esa pieza temporal por lo que, cuando se coloca la pieza definitiva, la encía la acoge sin problemas.

  • Sin sobrecarga para el resto de dientes

La colocación de piezas provisionales ayuda a que toda la dentadura trabaje con mayor eficiencia.

  • Una cirugía más sencilla

Al hacer la extracción y el implante en el mismo momento, el paciente solo tiene que pasar por una cirugía, y no por dos.