¿De qué se trata la gingivectomía y cuándo debemos hacernos una?

Entre la gama de tratamientos que tenemos a nuestra disponibilidad hoy en día para el diseño de la sonrisa perfecta, nos encontramos con la gingivectomía.

Este se trata de un tratamiento en donde se corta un poco de la encía que rodea el diente con el objetivo de mejorar la estética de nuestra dentadura, logrando que el diente se vea con las proporciones estéticas naturales.

No obstante, la gingivectomía no solo persigue un objetivo estético, sino que también ayuda a resolver ciertos problemas bucodentales como un exceso de encías o de bolsas periodontales. En fin el objetivo es reducir el tamaño de la encía en una zona determinada.

Si quieres saber más sobre este tratamiento y cuando debes aplicarlo, sigue leyendo porque hemos hablado con los expertos en estética dental del Centro Odontológico Aqua y te contamos todo lo que nos explicaron.

¿Qué es la gingivectomia?

Como te contamos al inicio de este artículo, la gingivectomía es una solución para variedad de problemas en las encías, que además de mejorar su salud, también nos permite lograr unos resultados estéticos excelentes.

Se trata de una cirugía muy poco invasiva, que de hecho se puede realizar en el consultorio dental, con el uso de anestesia infiltrativa y que tiene un periodo postoperatorio bastante sencillo y sin complicaciones.

Así, esta nos permite reducir la cantidad de encía y aportar una mayor estética y armonización a la sonrisa.

Por lo general, esta cirugía conlleva a una intervención complementaria para lograr los resultados estéticos deseados, conocida como gingivoplastia, la cual ayuda a remodelar la encía. Y es que es justo ella la que le dará al diente el contorno natural y armónico que compone a la sonrisa perfecta. Lo bueno es que ambas intervenciones pueden llevarse a cabo de forma simultánea, de forma muy sencilla.

Casos en los que se indica una gingivectomía

La gingivectomía se lleva a cabo cuando la encía ha crecido de manera desproporcionada. Así, por ejemplo, sabemos quela necesitamos si sentimos que nuestros dientes son muy pequeños y tenemos una sonrisa poco armónica.

No obstante, el equipo de la Clínica Dental Aqua nos comenta que también se indica en los siguientes casos:

  • Crecimiento mediante erupción pasiva alterada

Se trata de un trastorno que suele darse cuando los dientes terminan de crecer y en el cual la erupción de estos ha provocado que las encías no se retiren la distancia suficiente y queden cubriendo una buena parte del esmalte dental

  • Cuando el maxilar superior crece demasiado

Otro de los motivos por los que los especialistas suelen indicar la gingivectomía es porque el hueso maxilar ha crecido de forma alterada y las encías terminan cubriendo parte del diente. De esta forma, la intervención logra consigue equilibrar el tejido gingival y ofrecer una sonrisa con proporciones más armónicas y mucho más estéticas.

No obstante, en este tipo de casos puede pasar que necesitemos más tratamientos complementarios que nos ayuden a lograr los resultados deseados. Una de ellas, por ejemplo, es la cirugía ortognática, en la que un cirujano maxilofacial reduce el hueso que ha crecido de manera anormal para que la encía también retroceda. Incluso, en muchos casos se suele indicar también un tratamiento de ortodoncia que ayude a que los dientes se alineen en la posición correcta luego de retirar la encía.

  • Bruxismo

Sabes que uno de los síntomas del bruxismo es que hacer que el que lo sufre apriete los dientes de tal manera que produce un desgaste importante en el esmalte, lo cual, de continuar de forma prolongada en el tiempo, se terminan erosionando y reduciendo su tamaño.

En estos casos, también se indica el uso de carillas dentales o coronas para cubrir las piezas.

  • Hiperplasia gingival

Esto sucede cuando se da un crecimiento de la encía como efecto secundario al uso de ciertos medicamentos.

No obstante, hay muchos más casos en los que también se puede indicar este tratamiento, como por ejemplo, en aquellos casos en los que hay fibrosis de la encía, para mejorar los resultados del uso de empastes o coronas dentales, y otros más.

Postoperatorio de la gingivectomía

Durante la etapa postoperatoria de este tratamiento, puede haber un poco de sangrado, el cual suele remitir haciendo presión con una gasa sobre la zona. Igualmente, se puede experimentar algo de inflamación, la cual suele desaparecer a la semana. Incluso, alguna molestia, para la cual tu médico de seguro te indicará un analgésico.

Puede haber inflamación de las encías que suele desaparecer a la semana. Si te provoca molestias tu dentista te puede recomendar un analgésico. Pero, por lo general, en un par de semanas las encías suelen estar completamente curada.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
CATEGORÍAS