¿Cómo hacer que tus hijos se lleven bien con su niñera?

Cuando, por tus horarios de trabajo, no puedes cuidar de tus hijos durante todo el tiempo que estos están fuera del colegio y tienes que buscar la ayuda y los cuidados de una niñera, el primer reto es que tanto tu hijo como la niñera se lleven bien y creen una relación de confianza, armonía y mucho respeto.

Si te estás enfrentando a este reto y quieres un poco de ayuda, hemos consultado con los expertos en servicios de cuidado de bebés en casa de la Agencia Sant Pau. Sigue leyendo y entérate de que puedes hacer.

¿Cómo hacer que tu hijo respete a su niñera?

Lo primero que se debe implantar en la relación de tu hijo con su niñera es el respeto, ya que este será la base de todo; y puedes ayudar a que esto pase de la siguiente forma:

  • Ponerse de acuerdo

Los padres deben ponerse de acuerdo con todas aquellas personas que forman parte de la educación de los pequeños, sean abuelos, profesores o cuidadores, en cuanto a las normas básicas que se quieren implantar. Esto porque los niños siempre buscarán lograr lo que quieren poniendo a prueba a los adultos, si no lo consiguen de los padres, lo intentarán con los abuelos  con la niñera y así a ver con quien lo logran. Por eso todos deben estar claros en que cosas se pueden ceder y en cuales no, ya que si no se afectará el tipo de educación y el tipo de valores que se le quieren inculcar.

Recuerda que cada familia es un mundo, y todas ellas deciden criar a sus hijos de una u otra manera. Lo que para algunas familias es una regla, para otros quizá no, y esto es difícil saberlo para una persona extraña que a penas se está amoldando al núcleo familiar. Por lo tanto, si quieres que ella sea una extensión de tus normas en casa, debes explicarle con detalle como sueles criar tu a tus hijos, cuales son las normas en casa, cuales son los valores que intentas inculcarle, cuales son las estrategias de redirección conductual que apruebas y que sueles utilizar, etc.

  • Dar autoridad

Es importante que los niños entiendan con claridad que la niñera es una persona con autoridad a la que deben respeto y obediencia, y esto solo lo pueden lograr los mismo padres.

Por ejemplo, si un padre no reprimenda a su hijo cuando este le falta el respeto a su niñera; si cuando la niñera ejerce un castigo o un regaño, el padre lo desmerita, o si nunca hacen caso a cual ha sido el comportamiento con la niñera, ya sea para felicitarles o para redirigirlos, el niño nunca tomará consciencia de la autoridad que tiene su cuidadora.

Lo que debemos hacer es premiar a nuestros niños no solo por lo logros y los buenos comportamientos que tienen con nosotros, sino también con su niñera; si esta pone un castigo, como por ejemplo, no ver televisión, nosotros continuar con el mismo el tiempo que esta haya comunicado al niño, y así. Y en caso de que no estemos de acuerdo con alguna decisión, hay que hablarlo con niñera, pero nunca en frente del niño, ya que nos tenemos que mostrar como un equipo alineado en pro de su educación.

  • Establecer rutinas y normas

También debemos ponernos de acuerdo en las rutinas de estudiar, bañarse, comer, ver la tele, de modo que estas se cumplan y el niño se acostumbre a un ritmo y un horario, ya que estos buscarán saltárselo cada vez que puedan, y es bueno para el que tengan una rutina a la que ceñirse para aprender responsabilidad, compromiso y constancia y tener todas sus actividades al día, sobre todo las académicas.

  • La comunicación con la niñera debe ser fluida

Es importante mantener una comunicación fluida con las personas que se encargan de nuestros hijos cuando no estamos, no solo para estar al tanto de lo que sucede en nuestra ausencia y poder atajar cualquier problema a tiempo, sino también para facilitarle a estas personas su trabajo como cuidadores. Recuerda que nadie conoce a tu hijo más que tú, y toda esta información que tienes sobre él, las estrategias que utilizas, las cosas que funcionan y que no y cualquier detalle sobre el carácter de tu hijo podría ser de mucha ayuda para que la otra persona sepa como tratarle de la manera más eficiente.

Igualmente, la niñera debe estar abierta a compartir sus experiencias, sus métodos y estrategias que ha aprendido con su experiencia cuidando niños y a confiar en el padre lo que su hijo hace cuando el no está para que esée enterado de todo sobre su día a día.

¿Cómo hacer que tus hijos y la niñera se lleven bien?

Ahora que el respeto está siendo implantado, también es importante que exista la armonía y un trato de confianza y cariño. Para ello te recomendamos aplicar lo siguiente:

  • Cuéntale a la niñera cómo son tus hijos. Hablarles sobre su carácter, sus gustos, su forma de ser, le ayudará a congeniar mejor con él, aplicar las estrategias de manejo más adecuadas y saber que temas de conversación y que actividades hacer para llevársela bien con ellos y que se sientan felices y a gustos bajo su cuidado. Esto incluso, cobra más importancia cuando se trata de niños con necesidades especiales como aquellos con TDAH, o autismo.
  • Proponle hacer sus hobbies o juegos favoritos. Asegúrate que la niñera conozca los gustos y los juegos y actividades favoritas de tus hijos y que los haga con ellos para estrechar más los lazos.
  • Debe ser firme pero cariñosa al mismo tiempo. Como explicamos en el punto anterior, la niñera tiene que saber hacerse respetar y redireccionar las conductas del niño cuando sea necesario. No obstante, no puede ser demasiado estricta para no dejar un espacio a los mimos, los cariños, los juegos y el entendimiento.
  • Debe ofrecerle conversación y empatía. Siguiendo con el punto anterior, la niñera, sin perder su autoridad, debe aprender a comunicarse con el niño, manteniendo un dialogo abierto y escuchando todo lo que el quiera compartir con ella, además de que debe mostrarle interés, empatía y entendimiento, sobre todo si el niño está contando un problema o una preocupación.

¿Cómo debe ser la niñera?

Aunque ya te hemos dicho todo lo que puede hacer tu como padre para lograr que tú hijo y la niñera encajen, la niñera que selecciones también será una pieza clave. Por eso debes asegurarte de elegir a la mejor. El equipo de Agencia Sant Pau nos comenta cuales son esas características que debes buscar en la cuidadora de tu hijo:

  • Las referencias son muy importantes

Toda niñera que entrevistes debe tener sus buenas referencias. De esta forma, puedes comprobar que tiene la experiencia que alega y también puedes ver cuales son sus mayores atributos y que tipo de servicio ofreció en oportunidades anteriores.

Quizá la niñera en cuestión se destaca por su organización y su limpieza, o por su creatividad y alegría, quizá es especialista en un idioma o en el manejo de necesidades especiales, todo esto cuenta para saber si es la persona que estamos buscando y que mejor se llevará con nuestro hijo.

  • Comprobar la experiencia que tiene con los niños

Además de las referencias deberás comprobar que tenga verdadera experiencia y vocación por el trabajo de cuidadora. Para ello, te recomendamos preparar un primer encuentro con tus pequeños en el que puedas ver como esta se relaciona con ellos, como es el feeling entre ambos, cuales son las primeras impresiones de tu hijo y como te cuenta que se sintió con la persona y así también podrás ver un poco de como la persona se relaciona con los niños, cuales son sus estrategias, etc.

Recuerda que para trabajar con niños hay que tener verdadera vocación, hay que tener mucha paciencia y entendimiento, hay que tener experiencia sobre como educar a los niños y como lidiar con ciertas situaciones, etc.

  • La seguridad de tu hijo es lo primero

Lo que más preocupa a muchos padres a la hora de contratar a un cuidador es si su hijo estará realmente seguro en las manos de este extraño. Para confirmarlo, aprovecha la entrevista para hacer ciertas preguntas que te den información sobre el manejo de esta persona ante emergencias. Por ejemplo, has pregunta sobre como actuaría en ciertas situaciones inesperadas y de urgencia, como por ejemplo, si el niño se cae, si se enferma, si se le cae un diente, etc.

Más importante aún, si tienes un hijo con necesidades especiales debes preguntarle si esta capacitada para cuidar a este tipo de niños, o como podría llevar las situaciones especiales que este conlleva.

Dependiendo de la experiencia que muestre al hablarte y de las estrategias que va a compartir contigo sabrás si la persona de verdad está preparada para asumir la responsabilidad de cuidar a tu pequeño cuando tu no estás.

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
CATEGORÍAS