Cómo elegir una chimenea eléctrica

La chimenea eléctrica tiene el efecto de una chimenea verdadera, pero a la vez lo sabe combinar con una potencia cerca del radiador eléctrico. Pese a que tiene más potencia que la chimenea de bioetanol, la chimenea eléctrica es considerada como un sistema de calefacción complementario.

Tal y como dice su nombre, la chimenea eléctrica va a funcionar mediante la toma de corriente, por lo que no es necesario contar con un conducto de evacuación de humos. Es una buena elección cuando lo que se busca es un aparato calefactor eléctrico que pueda distribuir un calor suave, acompañado con el destacado efecto visual de una llama bonita, de tal forma que nos olvidemos de los trabajos de limpieza y mantenimiento propios de una chimenea de leña.

Hay dos clases de chimeneas eléctricas, donde cada modelo tiene sus propias ventajas:

Chimeneas eléctricas móviles

Tal y como nos recuerdan los expertos de ambifuego.net, las chimeneas eléctricas móviles suelen ser pequeñas y autónomas. Hay modelos que lo que hacen es imitar estufas o tienen formas geométricas de mucha más modernidad.

Chimenea eléctrica fija en una pared

Se pueden colocar junto a una pared y sobre suelo plano. Se integran bastante bien en la decoración, pero el problema es que no calientan demasiado.

Chimenea eléctrica de empotrar o insert eléctrico

Siempre se empotran con el hogar de la chimenea que hay y son de gran utilidad para acondicionar a una chimenea acondiciones fuera del servicio y le den un toque decorativo.

Los aparatos de calefacción eléctricos pueden personalizarse para la integración perfecta con la chimenea, donde se produce música.

Cómo funciona una chimenea eléctrica

Lo bueno que tiene es su sencillez de uso, pues solo hay que enchufarla a la toma de corriente y apretar el botón de encendido. El calor que se emite y el tamaño de la propia llama se van a regular a distancia.

La temperatura asciende de forma rápida desde que se enchufa y se enciende, pero lo más importante es separar la calefacción y el encendido solo para el uso decorativo, pues podemos adaptarlo según las preferencias e ir limitando el consumo.

Ventajas e inconvenientes de las chimeneas eléctricas

La chimenea no precisa de instalación particular alguna, fijándose, colocándose o empotrarse con facilidad. Es bastante barata, por su precio de compra y tiene gran comodidad de uso, pudiendo limitando su consumo.

De igual forma, tiene grandes cualidades decorativas, sin necesidad de mantenimiento, además no se tiene el riesgo de incendio y no existe llama.

Es muchos más ecológico que el resto de las chimeneas, no teniendo que emitir CO2 ni gases tóxicos o que tengan efecto invernadero.

Se pueden distinguir entre distintos modelos de chimenea eléctrica, con el diseño, color o imitación de la estufa de leña. Muchas tienen ruedas para que se facilite el desplazamiento.

Inconvenientes de la chimenea eléctrica

La potencia de la calefacción continúa siendo limitada, pues las llamas ficticias pueden llegar a tener un mal efecto en las chimeneas eléctricas más económicas. Conforme más elevada es la gama que tiene el producto, más impresionante será su efecto.

Leño eléctrico

De cara a obtener el efecto de un verdadero fuego de leña es posible elegir una chimenea eléctrica que imita los leños y poder introducirlo en el hueco de una chimenea vieja que no se use. Hay un efecto decorativo y revitalizar un rincón que no se aprovecharía de otra forma.

Calcular la potencia ideal de la chimenea eléctrica

Se puede elegir la potencia de la chimenea eléctrica dependiendo de la ubicación. Si es una chimenea eléctrica empotrada, donde la mejor relación entre superficie y potencia, pues se pueden encontrar en estancias que puede dar servicio.

En el caso de las chimeneas eléctricas móviles se tienen que usar solo en las habitaciones que cuenten con un volumen adecuado a la potencia. De otra forma vamos a pasar frío. No hay que sobrevalorar la capacidad de calefacción, pues las eléctricas son decorativas y deben ser consideradas como un sistema de calefacción complementario.

Cuando es una chimenea eléctrica móvil, se debe usar solo en las habitaciones que cuenten con un volumen adecuado a la potencia. De otra manera se pasará frío, No hay que sobrevalorar la capacidad de calefacción, pues las chimeneas eléctricas son decorativas y deben considerarse como un sistema de calefacción complementario.

Chimeneas eléctricas seguras y limpias

Debemos pensar que una chimenea eléctrica, además de dar calor y estética que proporciona un fuego bonito, no es ningún problema para los niños, pues se equipa con un sistema de seguridad a nivel térmico que termina por detener el aparato de forma automática si se olvida o sobrecalienta.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
CATEGORÍAS