Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La salud dental, esa gran olvidada pero a la vez tan importante rama de nuestro bienestar

Que la salud es más importante que cualquier otra cosa es algo de lo que ya no tenemos ninguna duda. Y lo sabemos bien a causa de lo que viene sucediendo últimamente en nuestra sociedad. Normalmente, tendemos a valorar el buen estado de nuestro organismo, el tener unos huesos y músculos fuertes o la capacidad de movernos por nosotros mismos como síntomas de una buena salud. En los últimos meses, disponer de una buena salud lo hemos relacionado más con  el simple hecho de evitar al coronavirus. Pero nunca tenemos en cuenta otros asuntos de la máxima importancia como, por ejemplo, la salud mental o la dental.

En los párrafos que siguen, vamos a hacer especial incidencia en la última modalidad de salud a la que nos hemos referido: la dental. Se trata de una de las más importantes para el ser humano porque permite que no tengamos limitaciones para realizar una actividad básica para garantizar nuestra vida: comer. Disponer de unos dientes cuidados es sinónimo de tener una buena calidad de vida y eso es algo que no podemos descuidar en ningún momento. No cabe la menor duda de que ese debería ser un argumento más que suficiente para cuidar de nuestras piezas dentales.

La situación de España en materia bucodental no está del todo clara. Una noticia de la página web Dental News hacía, por un lado, un ránking acerca de los países con mejor salud bucodental de Europa. En esa clasificación, Italia, Alemania y España ocupábamos los tres primeros lugares. Eso, desde luego, echaría por tierra los argumentos de todas aquellas personas que siempre han manifestado que había problemas en lo que tiene que ver con la salud bucodental en España. Pero opiniones, como en todo, hay para todos los gustos.

Por otro lado, otra noticia, en este caso propiedad de la SEPA, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, indicaba que España es el país del sur de Europa que tiene una peor salud bucodental, lo que contrasta con lo que hemos comentado en el párrafo anterior y lo que pone en evidencia que no todo es del color de rosas en lo que tiene que ver con la salud dental. Desde luego, es imprescindible tomarse este asunto lo más en serio de lo que seamos capaces porque de su estado dependerá la calidad de vida que seamos capaces de atesorar.

Preocuparse por la salud es algo natural y más teniendo en cuenta la situación que nos rodea en estos precisos momentos. Pero debemos tener en cuenta que la salud comprende un abanico muy amplio de cosas. A algunas les prestamos muchísima atención porque sabemos de sobra que son importantes, pero a otras, simplemente, las dejamos de lado. Eso es lo que ocurre con la salud dental, que mucha gente menosprecia pero que es vital para garantizar nuestro bienestar. Los profesionales de Gabel Dental nos han comentado que son muchas las personas que solo acuden al dentista cuando los dolores de su boca son insoportables. Esto, nos dicen, tiene que cambiar sí o sí.

El motivo es simple: si se produce un dolor en nuestros dientes, acciones tan habituales como comer, beber o incluso respirar se convertirán en verdaderos problemas. Y eso no es algo que nos podamos permitir. ¿Os imagináis tener que soportar dolores inhumanos cuatro veces al día, mientras hacemos las comidas que son habituales? ¿O sentir que nuestros dientes están a punto de reventar cada vez que tomamos un trago de agua? No suena bien. Y, como seguro que estáis imaginando o que sabéis por experiencia propia, esta no es una situación agradable.

Hay que educar bien en este sentido a nuestros menores

Los más pequeños, a causa de su corta edad, no son conscientes por sí mismos de la importancia que tiene el hecho de cepillarse los dientes tres veces cada día. Por eso es importante la labor que puedan jugar sus padres y madres, que son personajes necesarios a la hora de hacer posible que los niños adquieran todos esos conocimientos que les son necesarios para intentar mantener bien limpios sus dientes en todo momento. El éxito en el cuidado bucodental de los menores depende, en buena medida, del poder de convicción que tengan sus responsables.

Es clave que los más pequeños adquieran pronto todos los conocimientos necesarios para que tengan la oportunidad de cuidar de sus dientes como realmente necesitan. Esta es la mejor manera de hacer que los datos negativos relativos a la salud bucodental en nuestro país. Si queremos mejorar, hay que apostar por los jóvenes. De cara al futuro, que ellos conozcan la mejor manera de cuidar de su salud dental será la mejor inversión. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda al respecto.

 

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
CATEGORÍAS