Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

María Gómez

Ana Etxeberría

Tu bloguera sin pelos en la lengua

El puñadito de frutos secos que no falte

Los frutos secos siempre han estado al alcance de nuestra mano, al menos desde hace muchos años y en nuestro país, pero se han consumido casi siempre a modo de aperitivo o tentempié mientras tomábamos una cerveza o veíamos un partido de fútbol. Yo tengo recuerdos de mi infancia viendo algún programa de televisión con mi madre y comiendo pipas de girasol y quicos sin parar. Te comías uno, luego otro, y al final no podías parar hasta que se acababa la bolsa entera. Son un vicio.

LEER MÁS