La vuelta a la normalidad ha dejado problemas físicos entre quienes practican deporte

Todo el mundo hace hincapié, en pleno año 2021, en la importancia que tiene la realización de ejercicio físico. Y la verdad es que es algo muy necesario en los momentos en los que nos encontramos. El sedentarismo es uno de los asuntos que más preocupan a las instituciones sanitarias y el deporte es una de las mejores maneras de combatirlo. Sin embargo, hay que tener en cuenta una cosa: a la hora de practicar deporte, hay que hacerlo bien. Si no, corremos el severo riesgo de padecer todo tipo de lesiones.

Seguro que habéis pasado por alguna de las situaciones que hemos comentado en ese primer párrafo. Lesionarnos al realizar un ejercicio físico es algo que, tristemente, se ha convertido en habitual entre personas de todas las edades. Los motivos pueden ser de lo más diversos y pueden ir desde la mala realización de los correspondientes ejercicios de calentamiento a las torceduras de tobillo por plantar mal el pie, por ejemplo. Desde luego, las lesiones son sinónimo de problemas y la verdad es que lo mejor que podemos hacer es tratarlas lo más rápidamente posible para evitar que empeoren.

Una noticia publicada en eldiario.es hacía referencia a los deportes que producen más lesiones. El deporte que se lleva el gato el agua en este aspecto es el crossfit. El fútbol o el running ocupan un lugar destacado también en lo que tiene que ver con este aspecto (ocupan la segunda y tercera posición, más concretamente). La noticia también hace referencia a alguna de las maneras de prevenir lesiones, ante lo cual evitar el sobrepeso y la vida sedentaria, como antes os estábamos comentando. Desde luego, como veis, estas recomendaciones tenían sentido y seguirlas puede marcar la diferencia entre sufrir una lesión o no. Y esa diferencia es sustancial, ya os lo decimos.

Un artículo publicado en la página web del diario La Vanguardia informaba de que, a causa de haber estado confinados, la gente salió a hacer deporte sin demasiado cuidado, lo que terminó ocasionando que aumentara el número de lesiones entre los españoles que practican cualquier tipo de actividad física. No cabe la menor duda de que eso ha generado que mucha gente haya visto empeorada su salud y que se muestre insatisfecha con su estado físico. Lo cierto es que estamos hablando de un asunto peliagudo y para el que conviene no escatimar esfuerzos de recuperación.

La vuelta a la normalidad y la realización, nuevamente, de un ejercicio físico normal entre muchas personas ha conllevado que los problemas físicos y las lesiones se hayan generalizado entre nuestra población. Y ojo, que ha sucedido entre jóvenes y no tan jóvenes. Estos datos nos han sido ofrecidos por Centro Avance, cuyos profesionales nos han indicado al mismo tiempo que el volumen de lesiones incluso se ha duplicado con respecto a los datos que nos terminó ofreciendo el año 2019. Por suerte, mucha gente se está tomando en serio su recuperación y está contando con la ayuda de profesionales de este tipo para solventar sus problemas.

Problemas que pueden complicarse más de lo que parece si no intervenimos a tiempo

Hay problemas físicos que pueden ser un verdadero calvario para las personas que los sufren. Las roturas de ligamentos, por ejemplo, son bastante típicas entre los deportistas de élite y provocan que quien las padece tenga que encontrarse varios meses en recuperación. Es una de las lesiones más graves y, sin lugar a dudas, es una de las que genera un mayor miedo no solo entre los deportistas, sino entre sus fisioterapeutas.

Por otro lado, hay lesiones que son más pequeñas, menos importantes, pero que si no se tratan a tiempo pueden generar perturbaciones mayores en nuestro cuerpo. Y eso es igual de peligroso que una lesión que sea grave. Los deportistas de élite, muchas veces obligados a forzar cuando están lesionados en un momento clave de su temporada, saben perfectamente a lo que nos estamos refiriendo. Y es que es bastante habitual que haya jugadores y deportistas que, a final de temporada, tengan severos problemas físicos ocasionados por arriesgar cuando todavía no se encuentran recuperados al 100% de una lesión anterior.

Es necesario concienciar acerca de la importancia que tiene tratarse correctamente cualquier tipo de lesión y de lo fundamental que resulta ir al fisioterapeuta para solucionarla. De lo contrario, corremos el riesgo de no recuperarnos del todo y que la recaída sea una opción no solo factible, sino probable. Lo mejor es que tratemos este asunto con la seriedad que merece, porque no hay que olvidar que lo que peligra es nuestra salud física, de la que dependemos para todo en esta vida y la que puede generar que tengamos todo para ser felices… o que, en cambio, nos falte algo.

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
CATEGORÍAS