La dieta de la miel: rebaja unos kilos de la forma más dulce

Sí, así como lo lees. Resulta ser que la miel nos ayuda a adelgazar. Y es que al parecer el resultado del incansable trabajo de las abejas tiene como resultado una miel que goza de muchas propiedades beneficiosas para la salud y el bienestar de los seres humanos, y por ello se recomienda consumirla, entre otras cosas, para curar enfermedades y mantener nuestro peso ideal.

Además que también nos ayudará a potenciar otros aspectos importantes de nuestra imagen. Por ejemplo, si la aplicas de manera externa, es muy buena para mejorar la salud de la piel y el cabello.

En este artículo nos aliamos con nuestros amigos de Bonamel, expertos fabricantes y distribuidores de miel ecológica, para contarte cómo incluir este maravilloso producto en tu rutina diaria, de forma que puedas beneficiarte de todos su potencial.

La dieta de la miel

Hay médicos que siempre han confiado en los beneficios de la miel, en especial para tratar afecciones como la de garganta y resfriados. Además, los nutricionistas también recomiendan consumir una cucharada de este producto todas las noches para ayudarnos a bajar de peso.

Sin embargo, recuerda que no existen los milagros «adelgazantes», no llegarás a tu pelo ideal solo consumiendo miel. También debes mejorar tus hábitos alimenticios y hacer ejercicio de forma regular. Lo que si es cierto, es que la miel genera cambios en el metabolismo que te pueden ayudar a bajar esos kilos de más:

  • Reduce los antojos de comer cosas dulces, ya que la cantidad de azúcar que contiene la miel es suficiente como para saciar la ansiedad por el chocolate o una porción de pastel. Además que, según los resultados de algunas investigaciones sobre los poderes adelgazantes de la miel, esta contiene azúcares naturales que tienen la capacidad para indicarle al cerebro que ya ha recibido una dosis suficiente de azúcar.
  • La calidad del azúcar es superior y no genera dependencia como sí lo hace el azúcar refinado, por ejemplo.
  • La miel además actúa como un antiestrés y un reductor de la ansiedad y los nervios, que son los que nos ocasionan esos atracones de dulces o comida chatarra que tanto juegan en nuestra contra.

El mejor momento para consumirla

Todos sabemos que si comemos dulces por la noche, puede provocar que no podamos dormir como corresponde, nos despertemos en medio de la noche o tengamos insomnio.

Esto a su vez también termina incidiendo sobre nuestro peso ya que  impide que tengamos el descanso que nos ayuda a adelgazar, pues es durante la noche que se llevan a cabo ciertos procesos de reparación de los músculos y quema de grasa.

Entonces, si consumimos una cucharada de miel antes de dormir estamos saciando el apetito por lo dulce sin generar adicción (ya que la fructosa que contiene es natural y de alta calidad) y, al mismo tiempo, le damos la oportunidad a nuestro cuerpo para que descanse y se recupere como corresponde.

Miel, canela y agua: ¿la receta ideal?

Hay varias teorías sobre los poderes de la miel para bajar de peso; ya que además de consumir una cucharada antes de dormir, también podemos aprovechar sus bondades durante el día, siempre que no excedamos las cantidades.

Por ejemplo, algo que hacen muchos deportistas es que consumen cada día un vaso de agua con miel y canela para complementar su dieta, y aunque no seas un atleta profesional tu también lo puedes hacer siguiendo esta sencilla receta:

Ingredientes:

  • Agua caliente (200 ml).
  • Miel (25 g).
  • Canela en polvo.

Preparación:

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade la miel y la canela y mezcla bien.
  • Luego, bebe antes de dormir y cuando te levantes (media hora antes de desayunar)

La miel en su cantidad perfecta

Por su puesto, este consejo te parecerá contradictorio con lo que siempre se ha dicho de que debemos mantener nuestro consumo de azúcar al mínimo. Y es que si es verdad que debemos intentar dejar de ingerir por completo los productos con azúcares procesados. Lo que sucede es que con la miel, un producto natural, estarás saciando la necesidad por los dulces. Por eso:

  • Endulza tus postres, frutas e infusiones con miel (la encuentras en varias presentaciones, más líquida o más sólida, más o menos azucarada, etc.) e incorpora más frutas, verduras y legumbres en tu alimentación diaria.
  • Deja de lado las harinas, los refrescos y las grasas.
  • Bebe dos litros de agua a diario y no te olvides del ejercicio, ya que de esta manera estarás ayudando a tu organismo a que queme las grasas y elimine las toxinas acumuladas.
  • Presta atención a las etiquetas de los productos para saber cuáles de estos contienen más azúcares de lo que deberían.
  • También es bueno acudir al supermercado con una lista hecha, cargada de productos frescos, frutas y verduras, ya que si ayudarás a evitar tentaciones. Si no los tenemos en casa, no los podremos consumir.

No obstante, el mejor consejo es sustituir el azúcar por otro producto que endulce y que sea menos nocivo para la salud.

Es por esto por lo que mucha gente opta por sustituir el azúcar por miel. La miel es un producto que goza de muy buena fama ya que siempre ha formado parte de nuestra dieta y tradicionalmente se ha empleado para aliviar catarros, aumentar nuestras defensas y favorecer la digestión.

Sin embargo, si no crees que la miel sea el mejor sustituto, porque al final, es pura azúcar y agua con un pequeño porcentaje de nutrientes, también puedes optar por endulzar tus platos con productos naturales con purés de frutas, como la manzana, los plátanos o los higos, o verduras dulces como la calabaza o la zanahoria. Incluso, en muchas ocasiones, sobre todo en repostería, se emplea pasta de dátil como sustituto del azúcar. En los yogures puedes añadir fruta troceada o pasas y para el café, hasta puedes emplear un poco de canela.

Igualmente, es importante que sepas que tanto si decides seguir usando azúcar, miel o cualquiera de estas propuestas, el peligro está en un consumo excesivo, por lo que más que nada la clave está en la moderación.

Otras razones para consumir miel

Adelgazar y mejorar el aspecto de nuestro cabello no es la única magia que obra la miel. Aquí muchas más razones por la que la debes incluir en tu dieta diaria:

  • Regula el azúcar en sangre

Parece extraño, pero así es. Cuando se consume miel, la porción de fructosa permite que la glucosa sea captada por el hígado para formar glucógeno que pasa a estar disponible para el cerebro, el corazón, los riñones y las células rojas de la sangre; lo cual mejora el funcionamiento de los órganos y tejidos esenciales, eliminando la glucosa de la circulación y, por lo tanto, reduciendo el azúcar en sangre.

  • Reduce el estrés metabólico

El estrés emocional, psicológico o fisiológico se traduce en el cuerpo como estrés metabólico, y  ocurre cuando el cerebro piensa que está en peligro de quedarse sin combustible, como cuando nos ejercitamos o al dormir.

En estos momentos es cuando salen a nuestra ayuda las reservas de glucógeno que nos proporciona el consumo de miel natural, la cual es necesaria para que el cerebro recobre su normal funcionamiento.

Para esto, debemos consumir miel natural en el desayuno, antes de acostarnos y a intervalos regulares durante todo el día, en especial antes y después de hacer ejercicio.

  • Promueve la recuperación del sueño

El azúcar natural que contiene la miel produce una ligera secreción de insulina, lo que permite la secreción de melatonina, una hormona vital para la regulación diaria del sueño y vigilia. Esta, además, los ritmos cardíacos, ayuda a mejorar la inmunidad y facilita la reconstrucción de los tejidos durante la noche.

Por ello, es recomendable consumir leche caliente con una cucharada de miel antes de ir a dormir.

  • Combate el estreñimiento

La miel tiene un elevado contenido en fructooligosacáridos (FOS), que, aunque tienen una función principalmente energética, al llegar al colon se comportan de una forma similar a la fibra vegetal: captan el agua aumentando el volumen de las heces y originan gases que incrementan el peristaltismo o movilidad intestinal. Por esto ejercen un efecto laxante suave.

Además, es el alimento preferido de las bacterias beneficiosas que habitan en el colon (nuestra flora intestinal) responsable de la fermentación y putrefacción de los residuos alimenticios que darán lugar a las heces.

  • Mejora la función cerebral

Para que nuestro cerebro pueda funcionar correctamente hay que suministrarle energía. Aquí, la función del calcio en el cerebro es importantísima ya que las neuronas utilizan el calcio para originar la señal eléctrica que se conduce de una neurona a otra para comunicar los mensajes.

Entonces, si no hay suficiente calcio, el cerebro no funciona correctamente. De hecho, hay información científica que demuestra que la miel natural ayuda a absorber y fijar el calcio en el cuerpo, favoreciendo una correcta función cerebral.

Finalmente, por estas razones es que los expertos afirman  que  “La miel natural es uno de los alimentos más puros, naturales y con mayor cantidad de beneficios sobre nuestra salud”

 

 

Cómo organizar un evento con catering en casa y sorprender a tus invitados

En la temporada estival en la que uno de nuestros objetivos principales es compartir y celebrar las tradiciones de la época con nuestros seres queridos, desconectar del trabajo y celebrar la magia de la Navidad, se hacen presente las reuniones, cenas y fiestas; siendo que muchos opten por realizarlas en la comodidad y la seguridad de su hogar.

No tendremos que lidiar con las listas de espera por un local o una mesa en un restaurante, no tendremos que enfrentarnos a las limitaciones de aforo que tienen los locales comerciales hoy en día, protegeremos nuestra salud y la de los nuestros ya que los casos de Covid han comenzado a subir nuevamente, reduciremos en costos y disfrutaremos de ser los mejores anfitriones; total que celebrar en casa es un ganar-ganar.

Ahora, organizar un evento, sea cual sea su motivación u objetivo (boda, bautizo, encuentro de empresa, cumpleaños o las Navidades que tan cerca están) siempre es una gran responsabilidad e implica mucho trabajo y dedicación, ya que hay que cuidar una serie de factores para que todo salga bien e incluso estar al pendiente de cualquier mínimo detalle.

Si tenemos una casa con el espacio suficiente, pasamos a elaborar una lista con todo lo que necesitaremos, desde decoración hasta, por supuesto, la comida, la cual siempre viene de la mano de la contratación de algún servicio de catering que nos ayude a agasajar a los asistentes. Todo planificado tomando en cuenta las muchas particularidades extras a lo que es un evento normal.

Aquí una lista de lo que no puede faltar en tu evento en casa y algunas recomendaciones que te pueden ser de utilidad.

El espacio

Esto es sin duda lo más importante. Tu casa es limitada, sea lo grande que sea, tiene un espacio x del que debes ser consciente en todo momento.

Mientras que cuando celebras un evento en un lugar que contratas para tal fin, suelen tener más disponibilidad de espacios entre  diferentes opciones según el número de asistentes o siempre puedes buscar el que se adecúe a tus necesidades. En el caso de tu casa propia, será al contrario. Tienes el espacio que tienes y deberás adaptar tu lista de invitados a él.

Debes evaluar si tienes un espacio exterior que utilizar para recibir más invitados. Incluso, debes evaluar si dependiendo del clima, lo mejor es celebrar en el exterior para disfrutar del sol del verano, o por lo contrario es mejor descartar tu terraza para que los invitados no estén incomodos por el frio del invierno. Piensa muy bien dónde vas a organizar la celebración dentro de tu casa para así poder planificar la lista de invitados.

En cuanto al espacio también es importante separar la casa entre aquello que estará habilitado para los asistentes y lo que deberá seguir perteneciendo a la intimidad familiar. Es decir, el salón, la cocina, la parte exterior serán las ubicaciones especiales para la cita, mientras que los dormitorios y baños deberían estar cerrados. Lo más recomendable es habilitar al menos un aseo para invitados, así como un espacio cómodo y accesible por todos para dejar chaquetas y accesorios.

Lista de invitados

Como explicamos en el punto anterior, esta dependerá del espacio disponible. Una vez que sepas cuándo celebrarás tu evento (verano o invierno) y si tienes opción de usar el espacio exterior, conocerás el número de asistentes que podrás invitar.

También debes tomar en cuenta el objetivo de la celebración: si es familiar o una reunión de amigos o incluso quizás, un encuentro de trabajo.

Las invitaciones

Que el evento se celebre en tu casa no te exime de enviar invitaciones, más aún si es un evento importante que amerite este toque de elegancia y distinción.  Todo depende de lo protocolario de la cita; por ejemplo, si es una boda, comunión, bautizo o incluso cumpleaños, siempre es muy adecuado hacer invitaciones formales.

Ten en cuenta que la única diferencia con otro evento es que en lugar de celebrarse en un lugar contratado, es en tu casa, pero el resto, debe mantener las mismas reglas.

Como siempre, envíalas mínimo un mes antes y si puede ser mes y medio antes, mejor; sobre todo si la fecha coincide con fechas de vacaciones y viajes o de celebraciones. De esta forma,  los invitados podrán planificarse y apartar la fecha para no perderse de tu evento.

La comida

 

Este es el punto más importante de todo evento. Por supuesto, tienes la opción de que al celebrar en casa puedes cocinar tu y sorprender a todos con tus habilidades culinarias y los platillos que sabes hacer.

Sin embargo, si tu lista es de más de 10 invitados, te recomendamos contratar un servicio de catering porque sería demasiado trabajo en cocina y no podrías ocuparte de hacer tu trabajo como anfitrión entre tener que preocuparte por pensar en el menú, hacer la compra y pasar horas y horas cocina, sin contar toda la presión y tensión.

Al contratar un servicio de catering, no solo te librarás de todo este trabajo y este estrés, permitiéndote ocuparte de los demás detalles y de disfrutar el momento, sino que también te trae muchas otras ventajas:

  • La primera de ellas, es que este tipo de servicios nos permite elegir entre diferentes opciones que se pueden personalizar, tanto lo que respecta a la cena como a los platos que se sirvan durante ella. Por ejemplo, un menú en el que se encuentren sentados, hasta mesas tipo buffet en el que podrás encontrar diferentes recetas originales y sorprendentes que cautivaran a tus invitados.
  • Otra ventaja es que puedes elegir entre diferentes tipos de menús, los cuales suelen  incluir platos vegetarianos o veganos que satisfagan las exigencias de todo tipo de comensales. Más importante aún, también se preocupan por aquellos invitados con intolerancias, contando con un menú especial para celiacos.
  • Contarás con un equipo  profesional cualificado y con amplia experiencia que se encargará de dejarlo todo listo, servirlo e incluso cuidar los aspectos de limpieza y recogida de materiales necesarios que tuvieran que llevar a vuestro domicilio para la correcta realización del catering.
  • También podrían ofrecerte un servicio de coctelería, ya que cada vez están adquiriendo mayor popularidad en diferentes eventos corporativos, públicos o privados en domicilios.

Cuando hablamos de la comida de un evento, la decoración juega un papel importantísimo en el montaje de las mesas, en donde, por ejemplo, los centros de mesa siempre son los favoritos de cualquier celebración. Puedes elegir entre centros altos para dar altura a las mesas bajas y centros bajos para la mesa de la entrada con dos candelabros de plata para dar un ambiente romántico y una primera impresión impecable.

Por supuesto, el vino debería ser la estrella de la noche. De acuerdo a la elegancia del evento y tu presupuesto,   puedes apostar una barra con vinos de distintas zonas y cosechas, acompañados por un  sommelier que sirva lo mejor de acuerdo a las preferencias de los  invitados, al mismo tiempo que les explique la procedencia del vino, incluso, como si de una cata de vino se tratase.

También, se puede incluir un bodegón de quesos: queso manchego, curado, de cabra, acompañados por frutos secos, tostaditas y membrillo casero; procurando que haya un queso que combine perfectamente con cada uno de tus vinos.

Si te gusta la idea de los vinos y el queso,  cortador de jamón no podía faltar. Puedes incluirlo a modo de un espectáculo en directo, donde un profesional deleite a los invitados con el corte de jamón a su gusto.

Incluso, no estará de más un bodegón de foie con mermeladas, bizcocho, panes, picos… y otros entremeses.

En cuanto al platillo principal de la noche, este menú nunca falla:

  • Ensalada de Cardo Rojo, perdiz escabechada y frutos secos.
  • Bandeja de canapés y embutidos.
  • Pimientos rellenos de bacalao.

Sin embargo, también puedes tematizar la comida de acuerdo a la celebración, la nacionalidad de los invitados, la época, etc., tu imaginación será el límite, y mientras más original, más aceptación tendrá entre tus invitados.

La Frolita, servicio de catering con años de experiencia, te recuerda que tu catering debe ser un profesional en calcular las cantidades necesarias según el número de invitados y que sorprenda a todos con un excelente menú. Y por supuesto, que se encargue de recoger y limpiar todo al acabar la fiesta.

La música

 

Por supuesto el ambiente festivo no puede faltar. En casa lo primero que debes tener en cuenta son las limitaciones horarias para no molestar a los vecinos. Ten en cuenta a quien podrías molestar e intenta, incluso, avisa de forma amigable sobre tu evento.

Depende de lo grande de la celebración, la cantidad de invitados y los espacios, puedes contratar un servicio de DJ a domicilio o un equipo para tal fin. Si es algo más privado, puedes ayudarte de una lista de Spotify que vaya con las preferencias de los invitados y el tipo de celebración.

Accesos

 

Otro aspecto que debes cuidar es el espacio para aparcar. Contemplar este hecho de cara a tus invitados siempre te vendrá bien y te ayudará a estar más tranquilos durante la celebración. En casa suele no haber mucho espacio para tal fin, así que si tienes un parking cerca puedes contratar ciertas plazas o tenerles avisados a ellos y a tus invitados.