Andrés Suárez

Ana Etxeberría

Tu bloguera sin pelos en la lengua

Cinco cosas que tienes que hacer para pensar en verde

Ahora lo que se lleva es pensar en verde. Y no, no me refiero al famoso anuncio de aquella cerveza, lo digo por la mentalidad ecológica que cada vez tenemos más. Nos hemos dado cuenta de que el planeta se va al garete si no pensamos en verde, y por suerte, es algo que hacemos cada vez más. Y es fácil. Solo tienes que hacer pequeños gestos y, sobre todo, trasmitirlo a las futuras generaciones. Ellas sí son conscientes de lo que viene.

LEER MÁS

Dale un toque de originalidad a tu casa

Ya sabéis que no tengo pelos en la lengua, soy una bloguera que no me caso con nadie. Por eso hoy quiero protestar por una situación que no me gusta nada cuando voy a casas de amigos. Y sí, se lo digo porque creo que no es bueno callarse estas cosas. Tengo claro que si a un amigo le dices las verdades lo va a agradecer. Y si es tu enemigo pues mejor, porque se va a dar cuenta de que lo está haciendo mal. Por eso, yo siempre que voy a las casas ajenas les digo lo que me gusta y no me gusta de su organización. Quiero darles ese toque de originalidad.

LEER MÁS

Al que no le gusta el jamón es tonto

Ya sabes que aquí hablamos sin pelos en la lengua, por eso me permito gritarlo bien alto: “al que no le gusta el jamón es tonto”. Así de claro y sencillo. Seguro que estás pensando, ¿pero hay alguien a quién no le guste el jamón? Pues sí, doy fe de ello. Incluso puede contar una anécdota muy curiosa. En su boda, a la que estuve invitado, esta chica no puso nada relacionado con el jamón. ¿Te imaginas lo que es una boda sin jamonero? Y encima lo cambió todo por queso, su alimento favorito.

LEER MÁS

Pinta tu casa sin miedo

Si por algo nos caracterizamos en este blog es por decir las cosas sin pelos en la lengua. Y en esto tampoco tenemos miedo, vamos a pintar una casa y nos va a quedar de maravilla. Seguro que cuando tienes que cambiar una bombilla no necesitas a nadie, ¿verdad? Pues hoy nos vamosponemos manos a la obra y el resultado va a merecer la pena. ¿Quién dijo miedo? Yo no. Como en todas las cosas de la vida, lo primero es planificar. Tenemos que analizar qué vamos a pintar, y en cuánto tiempo. Lo ideal es despejar al máximo las habitaciones. El consejo que te vamos a dar es que si pintas primero la más vacía, te servirá para liberar el resto y facilitarte el movimiento.

LEER MÁS