Madrinas de Boda: La mano derecha de la novia

En las bodas, los novios siempre son los protagonistas y el centro de la celebración. Sin embargo, hay dos figuras fundamentales que les brindan todo el apoyo, la ayuda y que los acompañan en todo el proceso, incluso desde la planificación de la pedida de mano; estos son la madrina y el padrino.

En esta oportunidad nos enfocaremos en las madrinas y la ayuda invaluable que les prestan a las novias durante un proceso que, no solo es feliz, sino que requiere de tiempo, dedicación y que conlleva una montaña rusa de emociones, haciendo que las protagonistas de la boda necesiten a su lado alguien que las sepa tratar en situaciones de estrés y que esté dispuesta a apoyarla durante el proceso

La figura de la madrina ha tenido una evolución a lo largo de la historia. Por ejemplo, tradicionalmente este título lo llevaba la madre del novio o novia y por lo general era quien lo acompañaba al altar el día de la boda, pero en la actualidad no siempre es el caso, pues por lo general se suele dar el lugar a la hermana o mejor amiga de la novia.

Las Madres de los novios: Madrinas y tradiciones

 

Anteriormente mencionamos que la tradición indicaba que la madrina fuera la madre de alguno de los novios, y que participará activamente en ciertos puntos de la planificación de la boda como la elección del menú o la lista de invitados, además de brindar apoyo a nivel emocional a ambos

Otro de los puntos en los que tradicionalmente las madrinas son importantes van dirigidos más al acompañamiento de sus futuros ahijados en la ceremonia y durante el matrimonio; pues tanto ella como el padrino intentarán ser buenos ejemplos para la joven pareja y los orientarán en las posibles dificultades que encuentren en su camino de casados. Es decir, se convertirá en una especie de guía espiritual.

En el caso de que se trate de las madres de los novios, el código de vestimenta irá de acuerdo al estilismo de la boda, por lo que si la decoración del local para el matrimonio es formal, su vestimenta también debe de serlo. Eso si, siempre hay que tener en mente que el blanco y sus variantes son exclusivos para la novia, así como también el color de los vestidos de fiesta de las damas de honor son reservados exclusivamente para ellas.

La figura moderna de las madrinas: Hermanas, primas y mejores amigas

 

La evolución de la figura de la madrina de bodas ha permitido que este lugar lo tomen otras mujeres cercanas a la pareja, como hermanas, primas y amigas, quienes se han ganado estos lugares dentro de la celebración, creando una línea muy delgada en lo que conocemos como Damas de Honor.

Las Madrinas y Damas de Honor cumplen en la actualidad un montón de funciones que van de la mano con los preparativos de la boda y se convierten en las muchas manos ejecutantes que le ayudan a la pareja a disminuir las responsabilidades propias de la celebración.

En estos tiempos es más probable que las madrinas sean las hermanas, primas o mejores amigas de las parejas, por múltiples factores. Uno de los principales es la manera de comunicarse y cómo afrontar las complicaciones propias de la boda. Cuando las madrinas son las madres de los novios, la manera de comunicarse es mucho más formal y por lo general el estrés hace que los ánimos se caldeen. En cambio, tener una madrina más cercana a la edad, con la que se tenga más confianza y con la que se sientan más cómodos puede ser una mejor decisión.

Si se escoge a hermanas, primas o mejores amigas, estas suelen participar en muchos de los aspectos de la preparación. Mientras en el caso de las madres sus responsabilidades como madrina son menores, cuando se unifica la figura de la madrina y las damas de honor, quienes se convierten en un equipo de apoyo a nivel general.

Las madrinas y sus funciones

En cualquiera de los casos anteriores, ya sea si se trata de alguna de las madres de la pareja o de las hermanas, primas o amigas, las madrinas tienen unas funciones que no son obligatorias, pero que suelen venir implícitas en el nombramiento. Algunas de ellas son:

  • Ayudar con la elección del vestido de novia

Este es uno de los puntos fundamentales en los que las madrinas se involucran, pues por lo general ellas son las encargadas de acompañar a la novia a elegir el que más le guste, tomando en cuenta el tipo de boda que tendrán, la decoración planteada y sus gustos personales.

Según el equipo de Joana Diestre, se trate de las madres o de otras mujeres importantes para los novios, elegir el vestido de novia es un proceso que requiere de paciencia y de mantener la mente abierta, pues si bien la última palabra la tiene la novia, las opiniones de las otras mujeres de su vida son importantes, por lo que lo ideal es siempre mantener la calma y comenzar la búsqueda con tiempo.

Otro punto importante es que al ayudar a la novia con su vestido, se puede ya escoger los vestidos de las damas de honor y de la propia madrina o por lo menos recopilar ideas ya sea de color o de tipo de vestido, siguiendo la premisa que comentamos antes de evitar el blanco (pues este es especialmente para la novia, a menos que ella decida ir con otro color), así como también acordar si las madrinas y damas llevarán el mismo color o tipo de vestido.

En este particular pueden presentarse varios escenarios. Si se trata de madrinas jóvenes y damas de honor, pueden llevar ya sea el mismo color de vestido pero en modelos diferentes, o también varias tonalidades de color pero en un mismo modelo de vestido, esto dependerá de lo que prefiera la pareja, siempre buscando resaltar más a la madrina. Y si se trata de las madres siendo madrinas, lo ideal es que sea un color completamente diferente al que usarán las damas de honor.

  • El menú y las bebidas

Las madrinas y los padrinos suelen acompañar a la pareja en la elección del menú y la prueba de estos, pues siempre es importante contar con la opinión de otros invitados a la celebración para elegir lo que mejor se adapte a los gustos de los novios y a los invitados, incluyendo casos especiales, como por ejemplo, personas vegetarianas o abstemias con el alcohol.

En este particular, la función es recordar las cosas que puede que los novios olviden preguntar y sugerirles algunos cambios que consideren necesarios, en caso de que el menú y las bebidas lo requiera.

  • Ubicar a los invitados en las mesas

Por lo general las madrinas ayudan con la ubicación de los invitados en las mesas, procurando que esto sea en beneficio de la celebración. Normalmente las familias de los novios se asignan a mesas exclusivas para ellos, pero en el caso de los amigos o familiares lejanos, deben ser ubicados en mesas en las que puedan sentirse cómodos.

Amigos, compañeros de trabajo, de actividades recreativas, todo esto debe tomarse en cuenta a la hora de ubicarlos y en eso se deben involucrar los novios, sus padres, los padrinos, de forma que los diferentes grupos tengan el mejor lugar posible y así se garantice que la pasen bien durante la celebración.

  • Despedida de soltera

Por lo general, cuando se trata de una madrina hermana, amiga o prima, esta se encarga de planificar la despedida de soltera en conjunto con las damas de honor. Esta fiesta no es más que una excusa para que la novia y las mujeres de su vida pasen una noche divertida.

La cantidad de invitadas y las actividades a realizar durante la despedida de soltera serán planificadas por la madrina y las damas de honor, tomando en cuenta los gustos de la novia y las mujeres fundamentales con las que quiere compartir ese momento.

  • Maquillaje y peluquería

Las pruebas de maquillaje y peluquería son momentos que suelen compartir las novias con sus madrinas, sus damas de honor -y en ciertos casos sus madres- para elegir los peinados que mejor se adapten a los gustos y los estilos de maquillajes más acordes al estilo de vestido que llevarán a la celebración.

Ya definido el estilo de peinado y maquillaje, el día de la boda, por lo general, las madrinas están junto a las novias en el proceso previo a la celebración, sobre todo para ayudarlas con los nervios y disfrutar de los momentos previos juntas.

Tomando todo esto en cuenta, ya sea que la madrina sea la madre o la hermana, primas o mejores amigas de la pareja próxima a casarse, son una figura fundamental en el camino a la boda, no solo en lo que se refiere a organización, sino sobre todo en el acompañamiento emocional que los novios necesitan durante el proceso.

 

El aceite de oliva, bueno para nuestro cabello, cara y cuerpo

Tendemos a pensar que los tratamientos de belleza son caros, con ingredientes de los que nunca recordamos el nombre y difíciles de conseguir y que, además, no les sacaremos partido más allá de la creación de esas mascarillas y cremas. Pero nada más lejos de la realidad, ya que en nuestra propia despensa contamos con un gran aliado: el aceite de oliva. Y es que este ingrediente es muy nuestro, lo tenemos al alcance de la mano, es relativamente barato dadas sus muchísimas propiedades y además somos muy conscientes de que en numerosos países del mundo entero se desviven por poder adquirir este producto.

Todos conocemos las bondades de su consumo, ya que ayuda a la absorción de nutrientes como calcio, zinc, magnesio y vitaminas del grupo B; disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno; ayuda en el buen funcionamiento del hígado, el páncreas y la vesícula biliar; es antiinflamatorio y, además, ayuda a perder peso facilitando la reducción de la grasa abdominal. Y aunque hay muchas clases de aceite, el mejor en este sentido es el procedente de olivas ecológicos y respetuosas con el medio ambiente, como nos recuerdan desde Los Ángeles.

En cuanto a la belleza y a la higiene, el aceite de oliva ya se usaba en la Antigua Grecia y en la Antigua Roma, ya lo usaban para el cuidado de la piel con cremas y ungüentos, así como para la prevención de arrugas y la nutrición del cabello. Es por eso por lo que, si a ellos les funcionaba, no hace falta ir en la búsqueda de cremas y mascarillas caras que, en muchas ocasiones, a nuestros cabellos y a nuestras pieles no les sientan demasiado bien.

Y es que hablamos de un producto con numerosos beneficios. Contiene nada más y nada menos que polifenoles, un poderoso antioxidante que protege el cabello de las agresiones externas; diferentes vitaminas como la C y la E, gracias a las cuales el cabello crece más fuerte y más grueso; proporciona lípidos, idóneos para reforzar la estructura celular del cuero cabelludo; gracias a su poder regenerativo y calmante ataca a la caspa y previene la caída del pelo; y su poder hidratante aporta al cabello más brillo, más luminosidad y, sobre todo, restaura las lesiones del pelo para darle un aspecto más sano y fuerte.

En cuanto a la aplicación de este ingrediente en el rostro, sus beneficios son bastante similares a los que proporciona al cabello. Por ejemplo, la vitamina E de la que ya hemos hablado ayuda a combatir la piel seca y agrietada y asegura resultados a los pocos días de comenzar a aplicárnoslo. Gracias a sus agentes antienvejecimiento, la piel logra un aspecto más saludable a través de una textura más suave, mayor elasticidad y un brillo intenso. El aceite de oliva también es efectivo para combatir las manchas de la piel y las arrugas, ya que su gran capacidad reparadora ayuda a reconstruir los tejidos dañados.

¿Y qué pasa con las pieles sensibles? Las personas con este tipo de piel sufren en mayor medida el uso de una crema inadecuada, ya que les producen irritaciones y rojeces. Sin embargo, el aceite de oliva también es apto para las pieles más sensibles, ya que elimina la resequedad. Eso sí, hay que tener cuidado con la dosis elegida: una simple gota es más que suficiente.

Cómo usar el aceite de oliva en el cabello

El aceite de oliva se puede echar directamente sobre el cabello o mezclarlo con otros ingredientes naturales para potenciar sus propiedades. Con la primera elección, basta con untarse las palmas de las manos con este oro líquido y esparcirlo por el cabello, de medios a puntas. Pero si tu opción es la de mezclarlo para hacer todo tipo de mascarillas, es importante conocer con qué otros alimentos se potencian sus características. Una mascarilla muy típica es la de aceite de oliva y huevo, que aporta un extra de nutrición. La miel y este oro líquido también se pueden mezclar y, además de obtener resultados al instante, es idónea para aportar el doble de brillo y suavidad al pelo. Otro ingrediente con el que se puede crear una mascarilla capilar es con la banana, que da fuerza al cuero cabelludo; y el aceite de coco o el aguacate son otros dos alimentos con los que el aceite de oliva combina a la perfección con el objetivo de lograr más brillo y es un potente hidratante.

La forma de preparar y aplicar estas mascarillas es muy simple, y es que es tan fácil como mezclar todos los ingredientes en un bol, aplicarlo de medios a puntas para que el cabello no quede demasiado graso y dejar actuar entre 20 y 30 minutos. Después, solo queda enjuagarlo y lavar el pelo como de costumbre.

El sector secundario vive una nueva revolución industrial basada en la tecnología

Nos ha tocado vivir una de las épocas más complicadas de la evolución y es que en un mundo cada vez más globalizado era fácil que ocurriese algo en cualquier parte del mundo que nos afectase a todos de una u otra forma. En esta ocasión ha sido una pandemia, pero también podría haber sido fácilmente el buque que encalló no hace muchas fechas en el Canal de Suez y que puso, una vez más, en vilo a todo el planeta. Y es que hoy en día es tal la dependencia que tenemos de muchos países del globo que el más mínimo problema puede llegar a desencadenar problemas de abastecimiento en la otra punta del planeta. Sin embargo, más allá de lo ocurrido en Suez, lo cual, aunque duró unos días quedó en susto, lo cierto es que la pandemia del coronavirus ha ralentizado, que no parado, la nueva revolución industrial que está viviendo el sector secundario y que tiene como referencia, una vez más, la apuesta por la tecnología y que se refleja ya en la actualidad en la denominada industria 4.0, de la cual os hablaremos a lo largo de este post.

Para conocer de primera mano en que consiste esta nueva revolución industrial lo primero que debemos de hacer es definirla y ahora que ya sabemos un poco más de este concepto, podemos hablar de él como un término que surgió en Alemania, y éste, hacía referencia a los nombres más populares como pueden ser cuarta revolución industrial, ciberindustria, industria inteligente etc. Y es que, aunque todos estos términos puedan ser muy futuristas, la industria 4.0 simplemente consiste en interconectar todas las partes de una empresa dando lugar a una automatización efectiva y una empresa más inteligente. Pero esta nueva visión de futuro no solo afecta a las compañías, dado que la nueva revolución industrial obliga a redefinir la formación universitaria para preparar profesionales aptos para nuevos retos. Esto se debe a que, entre otras cuestiones, esta nueva forma de trabajo de la que os hablamos pasa por:

  • Comunicación 5G. El 5G es el nuevo estándar de comunicación que permite navegar hasta 100 veces más rápido y reduce la latencia a menos de una milésima de segundo, sin depender de que otros dispositivos estén o no conectados al mismo tiempo. Con esta tecnología comienza un mundo de oportunidades para empresas y ciudadanos porque posibilita el desembarco de nuevas soluciones que hace unos años ni se podía imaginar.

En el caso del sector industrial, la llegada del 5G industrial permite la interconexión de máquinas, objetos y dispositivos ofreciendo elevados niveles de rendimiento y eficiencia. En otras palabras, la quinta generación de tecnología de comunicaciones inalámbricas multiplica las posibilidades tanto de la producción industrial como del mantenimiento y la logística del sector. En este sentido, empresas que se ayudan de la tecnología más puntera son las grandes beneficiadas de estos avances. Así, Amazon a través de AWS, Apple, Tecoi o El Corte Inglés, entre otras compañías avanzan hacia el futuro con paso firme y manteniendo una apuesta clara por los servicios más punteros.

  • Impresión 3D. La impresión 3D, también conocida como Fabricación Aditiva, está cambiando la forma en que la mayoría de bienes de consumo. Productos que antes requerían de semanas o meses para ser diseñados, prototipados y fabricados, ahora pueden ser lanzados al mercado en cuestión de días. Esto supone un inmenso ahorro de tiempo y costes para cualquier industria manufacturera.

Si consideramos la producción a pequeña escala, el proceso de fabricación ahora es ocho veces más rápido que antes. Esto ha sido gracias al sistema de control de procesos MES y Simatic PCS 7. Esto se traduce a una reducción en el consumo de energía de la planta en un veinticinco por ciento y así poder responder de forma más rápida a las demandas del mercado sin tener que desperdiciar materia prima.

Edge Computing, un término a tener en cuenta

El Edge Computing es una tecnología capaz de procesar, analizar y dar soluciones a partir de datos recopilados de los dispositivos del IoT en unos segundos. Pero, ¿cuáles son las principales ventajas del Edge Computing?

  • Análisis de datos en tiempo real
  • Reducir latencias
  • Consumir menos anchos de banda
  • Ahorro de tiempo y dinero
  • Menos cuellos de botella en el tráfico de datos

La mayoría de los expertos coinciden en que se trata de una de las grandes revoluciones digitales y motivos no les faltan. El Edge Computing ofrece lo que hasta ahora el cloud (almacenamiento en la nube) no ha sido capaz de lograr: servidores que pueden analizar datos en masa de fábricas inteligentes, redes de abastecimiento o sistemas de transporte sin tiempo de espera y que pueden tomar medidas inmediatas si algo sucede.